Asilo se quedó sin dolientes

A la izquierda, el panorama de los adultos mayores durante las primeras horas de la mañana de ayer, cuando no había quien los atendiera. A la derecha, un grupo de empleados en paro esperando explicaciones sobre su pago y la situación del Asilo.

En cuidados intensivos y solo con la ayuda de las personas de buen corazón podría 'revivir' el Asilo el Perpetuo Socorro. Este lugar que es de todos, pero al mismo tiempo de nadie está a cargo de una Junta en la que tienen asiento la Alcaldía, la Gobernación, la Diócesis de Montería y un representante de la sociedad.

Con el paso de los días la situación es más crítica y según Consuelo Álvarez Pérez, representante legal del Asilo, no hay recursos para el sostenimiento de la planta de empleados. 

Desde ayer los 22 trabajadores se declararon en paro indefinido, asegurando que les deben seis meses de salario y las prestaciones sociales. 

Es de recordar que hace menos de treinta días los empleados protestaron y les pagaron un mes. 

Álvarez Pérez indicó que en ese entonces le dijeron a los trabajadores que les pagarían todos los salarios con los 295 millones de pesos que la Gobernación le adeuda al Asilo y que la Gobernadora había autorizado pagar, pero resultó un nuevo inconveniente.

"La cuenta, que es de 2015, la firmará la Secretaria de Mujer y Género quien no quería firmar sin el acompañamiento de la Procuraduría. Ya este proceso se inició y es más larguito con el ente por lo que tenemos que esperar", expresó la representante. 

Destacó que con ese dinero quedan al día con el pago de los empleados a quienes esperan poder pagarles hoy un mes.

Los trabajadores aseguran que no solo están expectantes por el pago, dado a que en sus hogares están atravesando situaciones difíciles por la falta de dinero, sino también de lo que pasará cuando les paguen el dinero de la Gobernación.

Al respecto,  dijo que la única opción para mantener la planta, es recurriendo a las donaciones, como se hacía hace varios años y con las que se mantenía el hogar. 

"En 2015 la ley cambió, hoy la estampilla no es para el adulto mayor de bienestar social sino para el adulto del hogar de paso, eso es lo que está sucediendo ahora. Solamente tenemos un convenio con la Alcaldía para la atención (comida, recreación). La ley dice que ya no deben existir asilos sino hogares de paso", puntualizó.

TE DESTACAMOS

Desde el año pasado los empleados no reciben dotación y las encargadas de lavar la ropa les toca hacerlo a mano porque no hay lavadora. 


Otras Noticias