Bebé envenenado y adolescente se mató

Mientras en Córdoba el tema del suicidio en menores y adolescentes sigue desbordado y la cifra de víctimas por esta causa de muerte  violenta supera el número de los 40, también los descuidos de los adultos al interior de los hogares sigue cobrando vidas de bebés o niños en edades de exploración. 

Los casos más recientes de estas muertes se presentaron ayer cuando en un tercer piso de una de las torres de la Urbanización El Recuerdo hallaron ahorcado a Brayan Rangel, de 17 años. Un familiar lo encontró cuando al notar que no se levantaba ni salía de su habitación, se asomó en el cuarto y descubrió la triste escena. Lo descolgaron para reanimarlo pero ya era demasiado tarde. Su cuerpo fue llevado posteriormente por la policial judicial a Medicina Legal para la necropsia.

De otro lado, nuevamente Tierralta vuelve a ser noticia porque el descuido de un adulto le costó la vida a un bebé de 18 meses de nacido. Cuando esta población no se repone del caso de los cinco niños calcinados en el corregimiento Crucito, luego de permanecer internado en una clínica  de la capital, falleció ayer un bebé. Este medio conoció que habría tomado de manera accidental un líquido letal, que sería un limpia grasa, al interior de su casa en  el barrio Nueve de Agosto de Tierralta, de donde vino remitido.

TE DESTACAMOS

Dos hechos son el lunar de Córdoba ante el país en materia de noticia criminal: los suicidios de menores y los fatales accidentes que sufren niños y bebés por descuido de los adultos. En Tierralta en menos de un mes van niños ahogados, calcinados y ahora envenenados.

Otras Noticias