Condenan al Oso a 24 años de prisión

Pese a que en 2015 las autoridades expulsaron de los beneficios de Justicia y Paz al exjefe paramilitar Marco Tulio Pérez Guzmán, alias el Oso, por negarse a aceptar que violaba mujeres en el corregimiento de La Libertad (San Onofre) esta vez aceptó la culpa y se acogió a sentencia anticipada. 

Por eso, el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Sincelejo lo condenó el pasado 31 de agosto a pasar 24 años más preso en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, en Boyacá. 

El despacho encontró méritos para declarar a alias el Oso penalmente responsable de ser coautor de secuestro simple agravado, acceso carnal violento en persona protegida, tortura en persona protegida, trata de personas, deportación, expulsión, traslado o desplazamiento forzado de población civil. 

La vergüenza 

Los hechos que originaron dicha sentencia ocurrieron entre 2002 y 2003.

Según la Fiscalía, alias el Oso era el jefe paramilitar del frente Golfo de Morrosquillo, cuadrilla que se atribuía poderes especiales "para ejercer un control territorial, social y de recursos que como autoridades de facto implementaron. Alias el Oso y sus subalternos hacían también parte del bloque Héroes de los Montes de María, comandada por Éduard Cobo Téllez, alias Diego Vecino, y Rodrigo Antonio Mercado Peluffo, alias Cadena. Ellos a su vez integraban las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, Bloque Norte, comandadas por Salvatore Mancuso", reza la sentencia. 

Alias el Oso ordenaba que llevaran a los campamentos a mujeres que él consideraba dignas de castigo y las abusaba sexualmente.

Añade que en los corregimientos de La Libertad, Pajonal y Sabanetica el grupo de las AUC implementó actos de barbarie, terror y un sistema de convivencia y comportamiento contentivo de normas, imposiciones, límites y sanciones sobre los miembros de la población civil. 

"Dentro de esas normas hubo clara diferenciación de aquellas que cobijaron a los hombres y las que estaban establecidas para las mujeres, sobre quienes además llegaron a disponer en muchos casos con actos de mera liberalidad, en clara manifestación del control que ejercían". 

La sentencia da a entender que en esa zona no se movía un alfiler sin el permiso de alias el Oso. 

"Es así como bajo el sometimiento se da la violencia basada en género direccionada sobre Nergina Guzmán, Delsiris Peña, Prudencia Torres, Nohelia Esther Martínez, Marta Contreras,  Liliana Salazar, Gaidis Bello Julio,  Modesta Sarmiento Julio, Neidys Guzmán Martínez y Danilsa Gómez Blanquiceth, estas tres últimas accedidas carnalmente por subordinados del Oso. 

TE RECORDAMOS

Las víctimas del Oso eran sometidas, además, a trabajos forzados y tratadas como esclavas, lo que ocasionó un masivo desplazamiento forzado. 

Otras Noticias