en lo judicial sucre | Publicado el

Distracción fatal

1/1

Arriba: dos motos de las que sus conductores se lanzaron y quedaron muy cerca de la víctima mortal. Centro: la van volcada conducida por Rafael del Valle Hernández, mientras presuntamente hablaba por celular. Abajo: tractomula con la que chocó la van antes de embestir a la moto en la que se movilizaban Alberto (muerto), su hijo y su esposa, heridos. 

Hablar por celular mientras se conduce un vehículo puede ocasionar tragedias tan graves como la que ocurrió a las 4:10 de la tarde de ayer en el sector El Seis, cerca a la finca Tordecillas, en la vía Tolú-Toluviejo. 

 En el siniestro el motociclista Alberto Garay murió  y su pequeño hijo, su esposa, Marlys del Carmen Martínez Rivas, y el conductor de una van, Rafael del Valle Hernández, quedaron heridos. 

 Cuentan los testigos que una van de mensajería, conducida por Del Valle Hernández, transitaba en sentido Sincelejo-Tolú. 

 Al parecer, Del Valle cometió un error que le salió muy caro: venía distraído hablando por celular, según la Policía de Tránsito. 

 Testigos afirmaron que  Del Valle invadió el carril contrario y se encontró de frente con una tractomula, de placas UPP -789, conducida por Carlos Arturo Amaya.

 Entonces la van le pegó violentamente en un costado, cerca a la cabrilla del conductor, al pesado automotor. 

 El impulso que traía por la presunta velocidad que llevaba provocó que la van se elevara y diera botes llevándose por delante a una moto que venía por el mismo carril de la tractomula.  (Tolú-Sincelejo) 

 Allí se movilizaba como conductor Alberto Garay, que llevaba como parrilleros a su pequeño hijo y a su esposa, Marlys del Carmen Martínez Rivas. 

Garay murió en la escena del siniestro 

 Todos salieron expulsados del vehículo y aterrizaron en un terreno, a un costado de la vía. El que llevó la peor parte fue Garay, pues murió en el acto. 

 Testigos aseguraron que a Marlys se le fracturó el talón derecho, sufrió golpes en la cabeza y no podía abrir el ojo derecho. 

 El pequeño hijo de la víctima mortal tenía una herida profunda en el brazo del mismo lado, raspones en las piernas y politraumatismos. 

 Personas que pasaban por el sitio de la tragedia los montaron en una ambulancia y trasladaron a la clínica María Reina de Sincelejo, donde los ingresaron a las 6:00 de la tarde. 

 Testigos revelaron que cuando la van impactó a la moto, por ese mismo carril (Tolú-Sincelejo) venían dos motociclistas más. 

 Al ver que el automotor los iba a atropellar se lanzaron de sus vehículos. La van les pasó por encima y cayó aproximadamente a un metro y medio de distancia de donde ellos estaban. 

Cerca de la muerte 

 Alviro Arroyo Benítez, uno de esos motociclistas que estaba a unos 10 metros de distancia de Garay, aseguró que volvió a nacer. Los raspones y golpes leves que ambos motociclistas sufrieron fueron poco, si se tiene en cuenta que estuvieron muy cerca de morir. 

 Las autoridades se llevaron al conductor de la van porque muy cerca de allí, en el corregimiento de Nueva Era, en Tolú, vivía la víctima mortal. 

 Las autoridades previnieron que los seres queridos de Garay, movidos por el dolor de la pérdida, quizá tomaran alguna represalia contra NN., como conocen popularmente a Rafael del Valle. Este solo sufrió golpes leves. 

TE DESTACAMOS

En lo corrido de este año han muerto 24 personas en accidentes de tránsito en las vías del departamento de Sucre. De estos casos, 10 ocurrieron en Sincelejo. La víctima mortal anterior fue la estudiante de Derecho Kiara Marcela Hernández Tatis, que también se accidentó en la vía al Golfo. 



Powered by Sindyk
Arriba