Dos heridos en confusos hechos

La vida de Asdrúbal Narváez Vidal pende de un hilo en la UCI del Hospital Universitario de Sincelejo. 

Un allegado del herido narró que este salió de la casa, en el barrio La Esperanza, en la noche del lunes porque iba para donde la mujer. Otro vecino pasaba con una silla y Asdrúbal le preguntó para dónde iba. 

Allegados piden justicia y claridad 

El vecino le respondió que para donde el Kike. Los dos bajaron y en menos de 10 minutos Asdrúbal regresó a la casa desangrado y gritaba implorando auxilio, relató el allegado de la víctima y añadió que él no tiene muy claro cómo sucedieron los hechos porque, al parecer, Asdrúbal perdió el conocimiento. 

 Lo único que sabe gracias a un testigo es que supuestamente el vecino con el que iba le dio con una piedra.  Lo que desean los parientes de la víctima es que las autoridades ayuden a esclarecer los motivos del ataque y cómo se dio. 

La vida de Asdrúbal, un conductor de camiones dedicado a los trasteos, tambalea a sus 36 años. 

 Sus dos pequeñas hijas son las que más sufren con esta situación porque pueden quedar huérfanas. 

 A la víctima, con una hemorragia interna y fracturas, la trasladaron a la ESE San Francisco de Asís. Luego la remitieron a la clínica Rey David y por último la llevaron al Hospital Universitario. 

Lo acuchillaron 

De otro lado, a Buisman Arrieta Castillo lo ingresaron, con cuatro cuchilladas en el abdomen, a la medianoche del lunes al Hospital Universitario de Sincelejo. 

Aunque no fue posible conocer detalles claros del ataque, se sabe que ocurrió en medio de una discusión con otro hombre. 

La policía llegó al centro asistencial, pero el afectado y su familia se negaron a revelar lo sucedido y no manifestaron intenciones de denunciar. A las 2:00 de la madrugada la misma víctima pidió que le dieran de alta. 

Otras Noticias