en nuestro golfo de morrosquillo | Publicado el

El Hospital de Corozal está en riesgo bajo

1/1
A pesar de la buena imagen que tiene el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, los problemas financieros han llevado a que la entidad sea calificada en riesgo bajo.
A pesar de la buena imagen que tiene el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, los problemas financieros han llevado a que la entidad sea calificada en riesgo bajo.

Si en Corozal se pregunta por la ESE Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, además de recibir indicaciones sobre cómo llegar a ella, se obtendrán comentarios que permiten identificar la imagen que los corozaleros se han hecho sobre este centro asistencial. 

La mayoría de estos comentarios probablemente serán positivos. Quien los escuche se podría formar una idea del Hospital acorde a la del ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe, que en 2015 lo calificó como un "ejemplo no solo para las demás entidades de salud del departamento, sino para todo el país y la comunidad".

Sin embargo, detrás de la fachada de absoluto orden y óptimas condiciones de servicio, hay una realidad financiera en "urgencias", que de no ser atendida podría llevarlo a ser "internado" en una unidad de cuidados intensivos que, por cierto, es la misma situación de otras entidades de salud. 

De hecho, en la más reciente resolución de categorización del riesgo de las Empresas Sociales del Estado (ESE), emitida el 30 de mayo pasado por el Ministerio de Salud y Protección Social, el Hospital de Corozal fue calificado en un nivel de riesgo bajo. Esto confirmó el temor que desde hace varios meses tenía la gerente de la entidad, Eugenia Díaz Hernández. 

De diez ESE territoriales de Sucre estudiadas por Minsalud para la vigencia 2018, siete están en riesgo alto y una en riesgo bajo. Solo dos están sin riesgo.

Según la gerente, el Hospital no está exento de la  situación general que se vive en el país con respecto al recaudo de los hospitales públicos y la operación financiera mensual del de Corozal no está marchando como debería, en gran parte debido a las deudas de las entidades promotoras de salud (EPS). 

"Este es un campanazo de alarma porque no estamos exentos de sufrir un desequilibrio financiero que puede llevarnos a una crisis verdaderamente mayor", expresó la gerente.

Operación financiera cuesta abajo

De acuerdo con los datos del equipo de Asistencia Técnica y Financiera de la Secretaría de Salud de Sucre, el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes de Corozal enfrenta con esfuerzos una deuda de 6 mil 891 millones de pesos correspondiente a los pasivos reales. 

A estos se les suman 3 mil 335 millones de pasivos estimados provisionales por demandas y procesos jurídicos. 

Esto representaría un total de pasivos estimados en 10 mil 226 millones de pesos y esa es, esencialmente, la razón que llevó al Hospital a ser calificado en un riesgo bajo. 

En mora con los salarios

Gran parte de los pasivos corresponden al retraso en los pagos a los trabajadores.

Miembros del sindicato Sintragesa, que provee el recurso humano externo, aseguraron que la el Hospital está en mora con 4 meses de salario y que, además, les cuesta protestar porque "al que hable lo sacan". 

Sobre la deuda laboral, la gerente acotó que la deuda con los trabajadores es una de sus más grandes preocupaciones porque hace mucho tiempo no se daba un fenómeno como ese.

"Estamos a la espera de un giro directo para hacer el pago de un mes de salario, pero vamos colgados con 3 meses más. La planta está al día, pero al sindicato se le deben las mesadas de febrero, marzo, abril y mayo de este año", explicó.

Sin embargo, tanto la gerente como la unidad financiera de la Secretaría de Salud Departamental mantienen la fe en la viabilidad del Hospital, toda vez que las cuentas por cobrar cuadriplican la deuda real de la entidad.

Las EPS son 'mala paga'

Las EPS que hacen presencia en Sucre y utilizan los servicios que ofrece el Hospital de Corozal han sido "mala pagas". 

"Estamos en la punta del abismo porque no hay una cultura de pago": Eugenia Díaz.

De acuerdo con la unidad financiera de la Secretaría de Salud, la cartera total del hospital es de 24 mil 277 millones de pesos. Una suma mayor a la de los presupuestos aprobados para su funcionamiento en las vigencias 2017 y 2018 (20 mil 727 millones y 21 mil 478 millones respectivamente).

Es decir, la entidad tendría cómo pagar. Sin embargo, la realidad muestra otra cosa. "Tenemos un déficit de 6 mil millones de pesos contra unas cuentas por cobrar de más de 22 mil millones. En esa diferencia pudiéramos decir que tenemos cómo resolver el problema, pero la dificultad está en el recaudo y en la disposición negativa que han tenido las EPS para hacer los aportes al Hospital", indicó  Eugenia Díaz.

Y es que si las EPS cuyas cuentas pendientes se facturaron hace  más de 360 días cancelaran la deuda, el Hospital lograría nivelar sus finanzas. 

"Quienes nos mantienen con esta dificultad económica son EPS como Comfasucre, que nos debe mil 200 millones de pesos; Mutual Barrios Unidos de Quibdó, mil 900 millones de pesos; Salud Vida, 900 millones de pesos, y Emdisalud, mil millones. La deuda de estas cuatro EPS llega casi a los 6 mil millones de pesos. Si solo ellas pagaran nosotros volveríamos al equilibrio que necesitamos para lo corriente", destacó.

Medida cautelar

A la cartera morosa que arrastra el Hospital por el no pago de las EPS, se le suman más de 800 millones de pesos que le adeuda el Departamento por la atención en salud a la población pobre no asegurada atendida entre 2015 y 2017. 

"Diez años atrás, el Hospital recibía de la Gobernación 3 mil o 4 mil millones de pesos al año. El año pasado nos mandaron 100 millones", apuntó Díaz. 

Según el secretario de Salud de Sucre, Ramón Quintero Lozano, las dificultades del recaudo con la Secretaría de Salud Departamental son fruto de la medida cautelar impuesta por el Ministerio de Hacienda a las cuentas del despacho debido a los hallazgos de detrimento patrimonial que hizo la Contraloría General de la República entre los periodos 2012 y 2015. 

También precisó que con el levantamiento de la medida cautelar no solo resolverán la deuda con el Hospital de Corozal, sino también con el de San Marcos, el Hospital Universitario de Sincelejo y las clínicas privadas.

Sin embargo, la cuenta de  la Secretaría de Salud de Sucre con el Hospital de Corozal corresponde a apenas un 13,3 % de los pasivos de la ESE.

Ante la crisis...

La gerente del Hospital de Corozal informó que debido a la difícil situación financiera que enfrenta el Hospital se han cerrado servicios que no corresponden al nivel de mediana complejidad y que se prestaban como un valor social agregado que ahora no puede sostener: urología y otorrinolaringología.

Asimismo, dijo que habrá un recorte de personal a partir del mes de julio, que se hará de acuerdo con un estudio.

*Espere mañana el informe sobre la ESE Hospital Local de San Onofre.


Powered by Sindyk
Arriba