en editorial sucre | Publicado el

Hay que hacer algo

1/1
Hay que hacer  algo

Según Medicina Legal, las violaciones y asesinatos de niños han aumentado en un 18 %. Eso quiere decir que ninguna de las medidas que se han aplicado hasta el momento para combatir esas terribles modalidades delictivas han dado resultados satisfactorios. Por el contrario, lo que ello indica es que han fracasado. Esa es la verdad monda y lironda. De tal manera que lo peor que podría suceder es que continuásemos con lo mismo, pues sería declararnos impotentes ante las atrocidades que a diario cometen quienes ven en los niños una presa fácil para sus depravaciones sexuales. Hay que hacer algo entonces. 

El Gobierno nacional abrió el debate sobre la posibilidad de que se implante en Colombia la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños. Sería mediante un referendo para que sea el pueblo el que tome una decisión al respecto a través de las urnas. Tal iniciativa debería analizarse y sopesarse, no descalificarse de salida, pues podría ser una alternativa. No hay que olvidar que dejar que las cosas pasen sin que pase nada es una actitud no solo irresponsable sino indolente con los agobiantes problemas que padece nuestra población. En este caso, nada menos que la niñez que viene siendo objeto de la más indignante y brutal agresión de parte de individuos crueles y bárbaros que se ensañan contra ellos sin piedad ni contemplación.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.

Powered by Sindyk
Arriba