en dia 7 córdoba | Publicado el

"Hay que seguir educando para prevenir"

1/1
Jonathan Vargas Laverde, director de la regional norte de Profamilia.
Jonathan Vargas Laverde, director de la regional norte de Profamilia.

¿Cómo esta Montería en cuanto a cifras de sitios clandestinos en los que se practican abortos?

"Nosotros (Profamilia) como somos una Institución Prestadora de Salud (IPS) nos corresponde ofrecer servicios. En temas de interrupción del embarazo lo que hacemos es ofrecer el servicio y a las personas que llegan le ofrecemos asesoría y acompañamiento. Los lugares clandestinos son temas de orden judicial. Sin embargo, brindamos información a las personas que están dentro de los parámetros y que esa información es remitida a las secretarías de salud y estas harán lo propio a los entes de control".

Y en cuanto a conocimiento sobre en qué casos se puede despenalizar el aborto, cómo está Colombia...

"De acuerdo a una encuesta nacional de demografía y salud (2015) solo el 5.1% de las mujeres y el 4.2% de los hombres conoce los tres casos en los cuales se encuentra despenalizado el aborto. En Colombia persiste el desconocimiento del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo adquirido en la sentencia C-355 de 2006. La desinformación es altísima y por ello invitamos a la comunidad a que conozca sobre métodos anticonceptivos y salud sexual a través de nosotros".

Alrededor de 400 mil mujeres abortan anualmente en Colombia de manera clandestina y de ellas, alrededor de 93 mil quedan con secuelas físicas y psicológicas.

Una de las causales de secuelas físicas en las mujeres que se practican abortos está en la automedicación...

"Así es. Recientemente el Invima aprobó una nueva molécula que es más efectiva y segura en la práctica del aborto, la cual ofrece una eficacia del 95%. Esto demuestra el avance de la nación al facilitar que las mujeres tengan acceso sin barreras a servicios y productos que les permitan ejercer plenamente sus derechos sexuales y reproductivos".

Hace unos 20 años atrás las adolescentes encabezaban las cifras de aborto, ¿eso sigue igual o los conceptos cambiaron?

"Esto era un tabú. No solo eran las adolescentes, había de todo. Lo que vemos en nuestra realidad es que toda mujer en edad fértil es susceptible de un embarazo no deseado y puede verse en la necesidad de interrumpirlo. Nuestras estadísticas muestras que las mujeres en las que se concentra el mayor número de abortos está entre los 25 y los 30 años". 

¿La vasectomía dejó de ser un tabú en el departamento?

 Totalmente. Hace 20 años se realizaba un vasectomía al año. En la actualidad se practican 40, lo que demuestra que a pesar de ser una región donde hay machismo arraigado, la información ha permeado a la sociedad y lo hacemos a través de brigadas móviles en los que ofrecemos los servicios de salud sexual y salud sexual reproductiva". 


Powered by Sindyk
Arriba