en editorial sucre | Publicado el

Inadmisible

1/1
Inadmisible

Recientemente hubo dos niños quemados con pólvora: uno en Majagual y otro en Corozal. Es inadmisible que esto suceda, pues los padres de familia se supone están alertados acerca de los peligros que representa para un niño manipular este elemento, ya que sus habilidades son limitadas. Es altamente probable que cuando un niño juega con pólvora su padre o su madre tengan conocimiento de ello debido a que son estos los que le suministran dinero y podría utilizarlo para comprarla. Es una conclusión lógica. 

Apenas obvio entonces que las autoridades de todo orden deben enfocar sus acciones y esfuerzos a evitar que estos episodios se repitan. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por su parte debe investigar los casos arriba señalados y tratar de establecer responsabilidades puntuales y hacer uso de las facultades que le otorga la ley. Hay que preservar a nuestros niños de los peligros de la pólvora. 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.

Powered by Sindyk
Arriba