en dia7 sucre | Publicado el

'No puedo estar por fuera de la autoridad del papa'

1/1
Monseñor Fadi Bou Chebl, exarca apostólico maronita.
Monseñor Fadi Bou Chebl, exarca apostólico maronita.

Monseñor, ¿a qué vino a Sucre?

Fui nombrado por el santo padre Francisco hace dos años para fundar una Diócesis de rito maronita, que es un rito católico oriental que tiene dos mil años de historia en el cristianismo. Con todo lo que estamos pasando en Medio Oriente, persecución, destierro, martirio, el santo padre empezó a pensar en la Iglesia maronita y fundar en distintos lugares para conservar las raíces de la Iglesia oriental en el mundo occidental y en el mundo lejano, porque cuando terminamos con las raíces terminamos con el árbol. Las raíces de las Iglesias son orientales. 

¿De dónde es usted y cuánto tiempo lleva en el país?

Soy libanés con ciudadanía uruguaya y ahora estoy buscando la colombiana. En Colombia llevo dos años y unos días. El papa en el decreto dice que hay que fundar una diócesis maronita con sede en Bogotá, pero con Colombia tengo a cargo otros dos países: Ecuador y Perú.

Su misión gravita en esos tres países...

Sí, para tratar de construir comunidades con nuestros hijos, los de los maronitas, para despertar un poquito en ellos lo que dejaron  120 años atrás por estar alejados de la autoridad eclesial maronita. La Iglesia latina los recibió, los ayudó, los cuidó, y ahora llegó el momento de decir: "Bueno, aquí estamos", y les extendemos un poco la mano para tratar de fundar esa Diócesis. 

¿En qué se diferencia la Iglesia maronita de la latina?

Los ritos son diferentes, la espiritualidad es diferente, la historia es diferente, pero la fe es la misma y eso es lo que hace que el santo padre me nombrara a mí. Yo no puedo estar por fuera de la autoridad del papa. Al nombrarme quiere decir que soy católico. Pero la manifestación de la fe es diferente. Los orientales en general y los seriacos, que tenemos una liturgia muy cercana, la llamamos liturgia de los campesinos, que es muy fácil. Al escuchar y contemplar las oraciones nuestras  se da cuenta qué riqueza tiene esta iglesia. 

¿Y cuál es la diferencia en la ritualidad...?

Son muy  pocas.  Las palabras de la consagración se dan en arameo, en la lengua de Jesús; la comunión siempre bajo dos especies. Durante la misa los creyentes no se arrodillan, porque estamos celebrando la resurrección; y la última parte es el saludo de paz que es muy originario, que lo recibimos del altar y lo repartimos entre la gente diciendo "paz de Cristo".  

¿Qué significa ese saludo?

Jesús había dicho: "Antes de ofrecer tu sacrificio recuerda si alguien tiene algo contra ti, reconcíliate con él y vuelve a ofrecer tu sacrificio para que sea aceptado". Entonces saludamos como signo de reconciliación. 

¿El origen maronita cuál es?

La Iglesia, como antiguamente no había católica, ortodoxa o protestante, era de ese lugar que hablaba este idioma. Por eso había la Iglesia seriaca, que hablaba en seriaco; la latina que hablaba en latín; la armenia que hablaba armenio… En el siglo V, en el Concilio de Calcedonia 451,  hubo un conflicto acerca de la persona de Cristo: ¿Es Dios en presencia humana? ¿Es un humano que contiene a Dios? ¿Cómo es? Vino la Iglesia en este concilio y definió que la palabra se hizo carne, una sola persona con dos naturalezas: humana y divina. Los que se agrupaban alrededor de un santo muy famoso por sus milagros, San Marón, aceptaron las enseñanzas de este concilio. Los seguidores del obispo Jacob,  llamados jacobitas, no aceptaron. Los jacobitas dicen a los discípulos de Marón, como despreciándolos, "maronitas". Y es la única iglesia que lleva el nombre de un santo, aunque el santo no es su fundador. Marón estaba muerto 41 años antes. Lo específico de esta iglesia es que nunca en su historia se separó de Pedro, de Roma. Es una iglesia oriental ligada a Pedro. Por eso en nuestras oraciones decimos: "La fe de Pedro es mi fe y mi fe es la de Pedro".


Powered by Sindyk
Arriba