Montería | 11:44 AM, 2020-10-04 | Montería

‘Autoconstrucción’, un programa que cumple el sueño de las comunidades

Este es el caso de Cerro Matoso, la empresa minera que está operando hace más de 38 años en tierras cordobesas y que desde sus inicios ha buscado herramientas para acercar a las comunidades a hacer realidad sus metas y así mejorar su calidad de vida.
‘Autoconstrucción’, un programa que cumple el sueño de las comunidades
Foto:Cortesía.
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Tener vivienda propia es uno de los mayores sueños del ser humano. Trabajar incansablemente día y noche por tener un lugar propio donde vivir felizmente, es sinónimo de realización personal, seguridad, disfrute, crecimiento, ilusión e inversión para el futuro de las generaciones por venir. Miles de razones inspiran a las personas a hacer realidad esa meta a lo largo de la vida. Habitar bajo un techo seguro es una necesidad de bienestar y satisfacción, además de una mejor calidad de vida, que se ve reflejada en el progreso, la libertad y la tranquilidad.

De acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, en Colombia el 36,6% de los ciudadanos no tiene vivienda propia, es decir, 18.236.098 personas no tienen un lugar propio donde compartir con sus familias, lo que quiere decir que como país nos queda mucho camino por recorrer.

Precisamente, la responsabilidad social y el compromiso por el bienestar de las comunidades es uno de los pilares de empresas en el país que a lo largo de los años han visto perseverancia en su gente por la realización de sus sueños y por brindarle lo mejor a sus familias. 

Este es el caso de Cerro Matoso, la empresa minera que está operando hace más de 38 años en tierras cordobesas y que desde sus inicios ha buscado herramientas para acercar a las comunidades a hacer realidad sus metas y así mejorar su calidad de vida.

Cerro Matoso ha trabajado por ser un aliado del desarrollo local, generando mejores condiciones de vida y creando ambientes mucho más seguros para las comunidades. Es precisamente de allí desde donde nace el programa de ‘Autoconstrucción’. Este programa vio sus orígenes gracias al diálogo social que inició la compañía con las comunidades cercanas a la operación hace más de 7 años.

Iniciativa que consiste en el aporte de todos para el mejoramiento o construcción de las viviendas: la empresa pone los recursos necesarios, y los miembros de las comunidades se encargan de la mano de obra, lo que les permite para ellos y sus comunidades empoderamiento, fortalecimiento y valor en el trabajo en equipo como gestores de su propio desarrollo, como la generación de confianza entre las partes.

En los últimos años y gracias a esta iniciativa, Cerro Matoso ha contribuido al mejoramiento y/o construcción de cerca de 500 viviendas en la región del Alto San Jorge, lo que significa una ayuda en casi el 50% de las familias que habitan en las comunidades vecinas a la operación. Un esquema en el que comunidad y empresa trabajan conjuntamente por mejorar la calidad de vida de estas familias y del que se obtienen beneficios tangibles, entre ellos, la reducción del índice de pobreza multidimensional de estas comunidades, el cual, en la última medición se ubicó 7,8 puntos por debajo del índice nacional para la población rural.

Para Héctor Sotomayor Esquivia, Presidente de la Junta de Acción Comunal de La Odisea: “La experiencia que hemos vivido en nuestra comunidad con la ejecución de Proyectos de Autoconstrucción, son fruto y producto del aporte de responsabilidad social voluntario firmado el 22 de octubre entre la Junta de Acción Comunal La Odisea y la empresa Cerro Matoso. Estos han sido una oportunidad de mucho éxito porque nos ha permitido trabajar en el manejo de recursos y ejecución de proyectos, los cuales nos brindan apoyo en nuestras necesidades básicas y a la vez han permitido generar empleo para los miembros de la comunidad. Ha sido una experiencia significativa para la mejora de nuestra calidad de vida”.

Joaquín Arias, habitante de la comunidad de La Odisea, en el municipio de Puerto Libertador, ha sido uno de los beneficiados con este programa, a quien le mejoraron la infraestructura de su vivienda, que ahora cuenta con baño y cocina con chimenea. Estas obras se traducen en el acceso a mejores condiciones de salubridad, que tienen un impacto positivo en su bienestar y la calidad de vida de él y su familia. Para él este hecho le transformó la vida. “Llevo trabajando muchos años incansablemente por tener una casa digna con todas las herramientas para brindarle una buena calidad de vida a mi familia, y hoy me siento feliz de poder tener la casa que siempre soñé y nunca me imaginé lograr alcanzar. Gracias a Cerro Matoso por darme la oportunidad de alcanzar mi sueño”, expresó Arias.

Por su parte, José Gabriel Mestra Madera, presidente de la Junta de Acción Comunal de Torno Rojo, donde ya se han comenzado a entregar las primeras casas, aseguró: “Este proyecto de gran importancia para nuestra comunidad, es primera vez que se está ejecutando, e involucrado la empresa Cerro Matoso, quien nos brindó los recursos y la asesoría; la Junta de Acción Comunal como organización de base y la comunidad se involucraron de manera directa y eligieron a las primeras 10 familias a las que se les iba a intervenir la casa.

En asamblea, la comunidad aprobó la construcción de vivienda para esas familias y con el buen manejo de los recursos, se eligieron dos familias más, para realizar una construcción y una mejora. De parte de toda la comunidad de Torno Rojo agradecemos a la empresa Cerro Matoso, por contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de esas familias”.
Powered by Sindyk Content
Arriba