Municipios | 12:00 AM, 2020-09-21 | Ovejas.

Crueles ocho años sin saber de su hija Mayerlis

Delcy María Español Ortiz está aferrada a los recuerdos y a la esperanza de volver a ver a su hija Mayerlis Blanco Español, quien desapareció hace 8 años y 5 meses de Ovejas. Es como si se la hubiese "tragado la tierra", porque desde el 26 de abril de 2012, día en el que se perdió el rastro de la niña, no han recibido noticias de ella. En ese entonces Mayerlis tenía 10 años. Su mamá aún conserva sus juguetes, la ropa y sus cuadernos, recuerdos que no le permiten olvidar a su amada Mayerlis. El Meridiano hoy trae un informe especial sobre esta triste historia donde una hija está ausente, pero al amor de madre espera por ella.
1/3
Delcy Español Ortiz conserva una fotografía de su hija Mayerlis Blanco Español.
Delcy Español Ortiz conserva una fotografía de su hija Mayerlis Blanco Español.
Foto:Cortesía
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
¿Qué pasó con Mayerlis María Blanco Español? Han transcurrido 8 años y 5 meses desde su desaparición y hasta la fecha la familia no ha recibido noticias que confirmen si está viva o muerta. Todo es un misterio. 

Desde entonces, Delcy María Español Ortiz, madre de Mayerlis,  ha vivido los años más largos y tormentosos de su vida en medio de la incertidumbre por no saber qué le ocurrió a su hija menor. Es como si la tierra se hubiese abierto en dos partes para tragarse a Mayerlis.

El 26 de abril de 2012 fue el día que cambió la tranquilidad y felicidad de la familia Blanco Español por angustia, dolor e impotencia.
Ese día, Mayerlis, con tan solo 10 años de edad, entró a engrosar la lista de desaparecidos en Colombia. Le perdieron el rastro en una finca de la vereda Los Muchachos, a tres kilómetros de Ovejas, donde vivía con su familia.

Conserva los 
juguetes 
La cruel fecha retumba de día y noche en la mente y el corazón de Delcy María. Y no es para menos, pues no se sabe quién y qué motivos llevaron a que le arrebataran a su niña, que todavía jugaba con muñecas. 

Los juguetes, ropa y hasta cuadernos aún conserva Delcy María, ya que son su único consuelo cuando entra en crisis de depresión. 

Ella guarda celosamente los recuerdos que tiene de su pequeña en una caja de cartón, cubierta con tela suave para que dichas prendas no se dañen.

La esperará hasta sus últimos días
"El amor y los sentimientos de una madre solo terminan cuando nos llega la muerte. Yo seguiré buscando y esperando a mi hija hasta que Dios me recoja, porque tengo fe que ella está viva. Sueño con verla entrar a la casa convertida en toda una señorita. Yo sé que dónde está nunca se olvida de su familia, de su mamá ni de todos los que la amamos y deseamos con toda el alma que regrese. Yo la esperaré hasta el final", son palabras de dolor que nacen del lamento de esta madre.

El 20 de noviembre del año en curso, Mayerlis cumplirá la mayoría de edad. Es decir, llega a sus 18 años.
Delcy no deja de llamar a la Fiscalía con la esperanza de encontrar noticias de su hija, pero las respuestas no son alentadoras. Le dicen que siguen con la investigación para dar con el paradero de la niña que ahora debe estar convertida en toda una mujer.

Delcy Español tiene 49 años de edad y vive en el barrio Buenos Aires de Ovejas donde unos parientes. Todos los días reza para que regrese Mayerlis.

Delcy Español le contó a El Meridiano que Mayerlis y su hermana Roxana cuando niñas eran muy parecidas. En estos momentos Roxana tiene 21 años y trabaja en Bogotá, pero cuando visita a Ovejas, Delcy se entristece al verla, porque imagina que Mayerlis, ahora de adolescente, debe seguir pareciéndose a su hermana mayor.

Convertida en 
señorita
"En mi mente me la imagino como una señorita grande y bonita. Al levantarme y al acostarme le pido a Dios que me dé una pista de dónde puede estar mi hija. Yo nunca la olvido y tengo la fe intacta de que en algún momento voy a recibir noticias de ella. Nunca he cambiado el número de celular y cuando recibo una llamada de un número que no conozco, contesto con la esperanza de que es mi hija o que alguien me va a dar una noticia de ella", es el sentir de Delcy María.

Dijo que su corazón no acepta que su hija pueda estar muerta, presiente que la tienen en algún lado. 
El sufrimiento  para Delcy crece a la hora de comer, pues no sabe si su hija está pasando hambre, frío o dolores, sin que ella pueda asistirla como madre.

Ella está pendiente de la hora en que por televisión emiten la franja de los niños que buscan su hogar, del Instituto Colombiana de Bienestar Familiar, para ver si su hija es una de ellas.

Día de la desaparición de Mayerlis
Ese trágico 26 de abril, el mototaxista de confianza de Delcy se acercó a la finca tipo 11:45 de la mañana a recoger a Mayerlis para llevarla al colegio. Cursaba quinto de primaria en la Institución Educativa San José, pero la niña no apareció por ningún lado. 
La buscaron por el monte y sus alrededores, dieron aviso a la Policía y Fiscalía, pero perdieron el rastro de Mayerlis. 

La mamá trabajaba en Ovejas para ganarse el sustento de sus hijos. A partir de ese momento, la paz de la familia se acabó.

Hicieron marchas
El pueblo consternado, cuatro días después de la desaparición de la menor, salió a marchar portando camisetas blancas, globos, pancartas, en moto y a pie por las calles de Ovejas para pedir que devolvieran a la niña al seno familiar, pero este clamor, al igual que una marcha de la luz que se hizo, no tuvo eco a pesar de que todos se volcaron a las calles.

Mientras eso ocurría, la policía y la Armada Nacional buscaban por los bosques, hacían entrevistas a vecinos, a personas cercanas, pero nadie supo nada. Es como si a Mayerlis se la hubiese tragado la tierra.

Capturado por 
abusador 
Para esos días, la policía capturó a Jesús Emilio Pineda López, señalado como presunto responsable de la desaparición de Mayerlis. El hombre, había tenido una relación sentimental con Delcy y de acuerdo a la denuncia de la familia, él habría abusado sexualmente de dos hijas de ella y hermanas de Mayerlis. 

A una de las menores la embarazó y tiene un hijo con ella. 
Estuvo privado de la libertad por el delito de acceso carnal con menor de 14 años. Solo estuvo 4 años en prisión y quedó libre por vencimiento de términos.

"Yo sé que Jesús Emilio tiene mucho que ver con la desaparición de Mayerlis. Él sabe qué pasó", finalizó contando la mamá. 

Powered by Sindyk Content
Arriba