Montería | 11:28 AM, 2020-10-04 | Montería

De las delicias de Santodomingo a lo Sinuano

Llegaron a la calle 38 con carrera 14 a probar suerte porque tenían experiencia en una amplia gama de comidas rápidas.
De las delicias de Santodomingo a lo Sinuano
Foto:Cortesía.
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Que un grupo de amigos haya decidido emprender con negocios de comidas rápidas en medio de las cuarentenas por el Covid-19 ya hoy no es nada novedoso.

Pero que Luis Jiménez y Juan Carlos Hernández decidieran revivir un negocio en el mismo sitio donde iniciando la pandemia había cerrado su atención al público porque quienes lo manejaban no sabían a los retos que se iban a enfrentar, sí que fue una verdadera 'proeza culinaria'.

Llegaron a la calle 38 con carrera 14 a probar suerte porque tenían experiencia en una amplia gama de comidas rápidas: desde la tradicional arepa rellena de queso, que era la especialidad del negocio que había cerrado, hasta una picada de carne de punta de anca de res o una hamburguesa de 'dos o tres pisos', pizzas o la tradicional salvajada sinuana, que no deja carne por fuera a la hora de prepararse el plato.

Estos dos cocineros son la combinación perfecta para la delicia de sus clientes, clientes que lograron hacer en tiempo récord por su buen gusto. Luis Jiménez es oriundo del corregimiento Santodomingo, municipio de Oiva (Santander), donde desde niño el gusto por los chorizos a base de carne de cerdo se lleva en el ADN. Pero eso lo combina con lo que logró aprender en sus años en Córdoba, a donde llegó con unos familiares trabajando en una tienda y fueron ellos los que lo apoyaron cuando decidió emprender con lo que hoy es Comidas Rápidas Santodomingo en el barrio La Floresta, de Montería.

Complemento perfecto

Pero faltaba el complemento, y ese se lo imprime el monteriano, Juan Carlos Hernández, quien había perdido su trabajo en un restaurante por culpa de la pandemia. 'Juanca', un experto en la picada de carnes conocida como salvajada criolla sinuana y en rellenar arepas de maíz con carnes y otras delicias del campo cordobés como lo es su queso criollo salado y granos de mazorca biche, por ejemplo.

El "Día D" para estos dos cocineros fue el 27 de julio del presente año cuando Montería estaba en pleno pico de infectados por el Covid-19 y al mismo tiempo desde los hogares las familias no querían saber de lo que era meterse a la cocina por las noches.

Fue así como se dotaron de motos y emprendieron entonces con los domicilios exprés que llegan con sus pedidos de hamburguesas, perros, arepas o picadas a todos los extremos de la capital. Pocos negocios se dan el lujo de llegar desde el norte o el centro de Montería a donde un cliente cerca de El Cerro, o de los barrios Furatena, El Recuerdo o La Gloria. "Nosotros llegamos a donde estén nuestros clientes hasta debajo de la lluvia. La idea es complacer el paladar de quien ya probó nuestros productos", concluyó el santandereano Luis Jiménez. 

A este joven emprendedor le ha tocado dejar el horno de su negocio y la bata colgada para salir en una moto a llevar un pedido cuando la necesidad lo ha requerido porque es en el cumplimiento a los clientes donde ha radicado el éxito de este nuevo negocio.


Powered by Sindyk Content
Arriba