Judicial | 03:00 AM, 2020-08-12 | Sincelejo

En la mira de la Fiscalía por doble homicidio

La Fiscalía investiga a Ademir Franco, Óscar González, Miguel Gómez y Luis Villegas (recuadros) por el doble homicidio de José Germán Quiroz y José Ramos Quiroz (círculos) ocurrido el 6 de septiembre de 2019 en el corregimiento Villa López, en Betulia.
En la mira de la Fiscalía por doble homicidio
Por: Kelmin Hernández Bandera
Síguenos en google news
En la mira de la Fiscalía están Ademir Franco Álvarez, Óscar González Morelo, Miguel Gómez Acevedo y Luis Villegas Areiza por un doble homicidio.

Estarían implicados en las muertes de José Germán Quiroz García y su sobrino Camilo José Ramos Quiroz, de 21 y de 22 años, respectivamente, asesinados el 6 de septiembre del 2019 en la finca Santa Clara, en el corregimiento Villa López de Betulia.

En interceptaciones
Los datos que demuestran la presunta participación de los indiciados habrían quedado registrados en las líneas telefónicas que el Gaula de la Policía interceptó a 18 presuntos integrantes del Clan del Golfo en Sucre, quienes fueron capturados la madrugada del pasado 9 de julio.

Esas conversaciones, donde se habría planeado y ejecutado el doble homicidio, se encuentran en manos de las autoridades con el fin de determinar las responsabilidades de cada una de las personas que participaron en el crimen.

Asesinados a machete
Tanto familiares de las víctimas como la Policía concluyeron ese día que el crimen fue ejecutado a eso de las 5:00 de la tarde, pues José Germán y Camilo José a esa hora salían a comer a donde un familiar que vive en una parcela vecina.

Al día siguiente, al no tener noticias de los jóvenes, el papá de José Germán visitó la finca encontrando la peor escena que sus ojos hayan visto: los muchachos masacrados a filo de machete. Los cuerpos tenían heridas en el cuello, la cabeza, espalda y brazos.

Los cadáveres quedaron tirados en un callejón que separa la casa con un kiosco de palma que está en el patio de la vivienda. 


José Germán tenía las manos atadas a la espalda, mientras que su sobrino yacía boca arriba con un charco de sangre cerca a su cabeza. Una columna ensangrentada en la parte trasera de la vivienda era muestra de los momentos agónicos que los dos jóvenes tuvieron que vivir. 

Según una fuente judicial, en el lugar fueron atados, mientras con frialdad y sevicia sus asesinos los mataban lentamente. 

Por más que gritaran o hicieran cualquier ruido era casi imposible que los escucharan, pues hay unos 300 metros aproximadamente de la entrada de la finca a la casa, por la vía que de ahí
comunica a Betulia con Corozal.

Las fincas están a gran distancia una de la otra, así que los perpetradores del doble homicidio sabían que muy difícilmente los descubrirían.

Te destacamos

Los investigados se encuentran privados de la libertad por el delito de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes.
Powered by Sindyk Content
Arriba