Opinión | 12:00 AM, 2020-09-16 | Redacción

Foro de Sao Paulo y vándalos

Por: Bibiana Cabarcas
Síguenos en google news

Mucha tinta ha corrido sobre el tema del Foro de Sao Paulo, surge de nuevo y con intensidad debido al vandalismo de los últimos días en las capitales más importantes como Medellín, Cali y Bogotá. Por la absurda y condenable muerte del ingeniero Javier Ordóñez, se abrió de nuevo el grifo de la guerra urbana, justo cuando el comercio empezaba a despertarse después del letargo del covid.

El Foro de sao Paulo se creó en la ciudad que lleva su nombre en 1990, por Lula da Silva y Fidel Castro, luego de la caída del muro de Berlín, como una estrategia para fortalecer las ideologías de izquierda en Suramérica, jamás se escondieron para hacerlo, y luego de más de 30 años, han pasado de tener un presidente a presidir países como Argentina, México, Nicaragua, Venezuela además de Cuba. Lula estuvo en Brasil, Bachelet en Chile, Evo Morales en Bolivia y no olvidemos al prófugo Rafael Correa en Ecuador. La joya de la corona es Colombia y van detrás del objetivo.

El foro número 25 del año pasado y el 26 de este año en Puebla, México, se acordó una “multifacética ofensiva reaccionaria del imperialismo estadounidense y de la derecha oligárquica aliada” y “la necesidad de fortalecer la unidad entre fuerzas de izquierda y progresistas para enfrentar la avanzada neoliberal” lo que se podría traducir en utilizar todas las formas de lucha en los países que aún no han caído bajo su influjo socialista-progresista. Es así como han creado varias etapas para implantar el comunismo en Latinoamérica.

La primera etapa (2019-2020) formulada para tomarse el poder, entre otros puntos contempla: crear una guardia militar, someter al poder legislativo y judicial, modificar la constitución política, equidad de género, desmitificar religiones; control de medios para impulsar el culto al líder. Agenda progresista (aborto, drogas, homosexualismo, relatividad de valores) Reforma a la educación para el adoctrinamiento y lucha de clases, expandir el ejército de leales al partido (apoyos, dádivas y cupones)

Salvo por el pequeño detalle de que el actual presidente de Colombia no es progresista, prácticamente esta agenda la están cumpliendo al pie de la letra.

Los vándalos, que no son personas que justamente protestan, obedecen a estos estímulos y actúan de manera coordinada y violenta, atacando estructuras específicas en la ciudades como la movilidad (Transmilenio) y la autoridad (Cai) con bombas molotov y explosivos altamente lesivos y según reportes de inteligencia de la policía con armamento y camuflados.

La agenda del Foro sigue su curso y tiene dos etapas más, la segunda es el control político y de población (2021-2022) y la tercera es la distribución de la riqueza (2023-2024).

¡Ojo con el 2022!

Powered by Sindyk Content
Arriba