Opinión | 12:00 AM, 2020-09-21 | Sincelejo

Hay que indagar

Por: Rafael Gonzalez Guerrero
Síguenos en google news
El gobernador de Sucre, en visita al municipio de San Marcos, manifestó, con respecto a la región Mojana, que la conectividad, educación, infraestructura y salud serán los ejes del desarrollo que marcarán el Sucre Diferente.
Buenas ideas que deben plasmarse en una realidad para concretar, de una vez por todas, que nuestra Mojana despegue.
En febrero 10 de 2017, la publicación de la Revista Dinero anunció que la Mojana recibiría una donación por US$38,5 millones para combatir el cambio climático.
El Fondo Verde del Clima, que pertenece a la ONU, aprobó la primera donación de recursos para un proyecto colombiano de mitigación del cambio climático, y será gestionado por el PNUD de un programa de US$117.2 millones, que abarca un proyecto de Ampliación de las Prácticas de Gestión del Agua Resilientes al Clima, en las Comunidades Vulnerables de la Mojana. Convertidos a pesos colombianos nos da aproximadamente la suma $409.500.000.000.00, lo que ya es un monto importante.
"El proyecto incluirá la instalación de 4.878 tanques recolectores de aguas lluvias ya que, en varios de esos municipios, en la temporada de sequía sus habitantes no tienen acceso alguno al líquido, por lo que los tanques garantizarán el suministro de agua potable en dichas temporadas.  …se entregarán 2.514 tanques comunitarios de cosecha de agua lluvia y se reforzarán 96 mini acueductos, de modo que puedan soportar las presiones impuestas por el cambio climático en la región.
Tendrá un tiempo de ejecución de ocho años, al cabo de los cuales el DNP espera que existan 4.878 huertas con sistemas alimentarios sostenibles y 41.532 hectáreas de humedal recuperadas".
Las inundaciones de la Mojana, en general, se han visto mitigadas por la regulación de las aguas del río Cauca, por la construcción de la represa de Hidroituango, pero siguen latentes con el agua que nos vierte el rio Nechí, afluente del Cauca.
Hay que seguir los diques fusibles en los rompederos de Santa Anita y Potrero Nuevo, y en las localidades de Tenche y Las Brisas, de los cuales solo uno se ha construido; alcanzar la canalización de los caños para que estos sirvan de vertederos del excedente de aguas y la construcción de un carreteable (dique marginal) de 53 kilómetros entre las poblaciones de Colorado (Antioquia) y las Brisas (Bolívar), amén de construir, quizá una represa en el Nechí. Hay que averiguar, señor Gobernador, en qué van esos proyectos


Powered by Sindyk Content
Arriba