Opinión | 12:00 AM, 2020-08-01 | Redacción

Los platos rotos de una profecía autocumplida

Por: Miguel F. Abuchar Alemán
Síguenos en google news

Muchos de los clientes y usuarios de energía en la Costa nos quedamos sin entender por qué Electricaribe nunca levantó cabeza y mejoró su percepción y aceptación en esta región y la respuesta al parecer fue un cóctel de malas decisiones e implementaciones, pero visto desde la percepción del Marketing fue una profecía auto cumplida, la gente no reaccionó simplemente a cómo eran las situaciones, sino también, a la manera en que percibieron tales situaciones y al margen de que realmente fueran o no correctas, adecuaron su conducta a esa percepción heredada de empresa inoperante y desconectada que venía de las anteriores electrificadoras de la Costa.

Nos volvimos consumidores cada día más exigentes y sin decirlo abiertamente, lo que queríamos era una empresa pionera y en movimiento. Eso no sucedió y Electricaribe se volvió irrelevante y distante durante los aproximadamente 12 años que ha estado operando bajo este nombre, ahora aparece una nueva apuesta cifrada en EPM Caribe, como nuevo operador de energía para Córdoba, Sucre, Bolívar y Cesar.

EPM, se enfrenta a un nuevo cliente – consumidor, una nueva cultura, requiere comprender cómo procesa y piensa el consumidor caribe, de lo contrario estarán en riesgo latente por no interpretar correctamente, entender y saber que en general las personas  dicen una cosa y hacen otra.

EPM, como nuevo anfitrión debe razonar qué es lo que hace que la gente se conecte o se desconecte con su marca, debe  tratar de encontrar un lugar en la mente de estos nuevos casi 1.5 millones de clientes o mejor aún de estos casi 7 millones de habitantes a los que atenderá, y proponerles proyectos de inversión grandes y significativos, que mejoren la calidad en la prestación y por sobre todo, que recuperen la percepción frente al Operador que hoy es cuasi inexistente y crear una nueva por sí mismos, que se acople a la cultura del nuevo mercado Caribe a donde están ingresando.

EPM sabe que la tarea no será fácil, analizar ese comportamiento del consumidor será esencial, la gente entra en conflicto al tomar decisiones para hacer las cosas de forma diferente, vienen acostumbrados en varios niveles socioeconómicos a la cultura del no pago o a la del robo y las conexiones fraudulentas, allí EPM Caribe amerita un esfuerzo enorme para hacer carambola, es decir, lograr mejorar el servicio y a su vez que este se vea reflejado en el recaudo.

El marketing y las relaciones públicas que logre EPM sortear en esta región Caribe serán de suma importancia a la hora de comunicar lo que la gente quiere escuchar, cada grupo de interés deberá poder interactuar, proponer y exponer la visión de corto, mediano y largo plazo que esta zona de la costa necesita resolver para avanzar a un mejor ritmo.

La región está creciendo muy rápidamente y nuestro futuro y desafíos sociales ameritan inversiones y nuevas tecnologías para un consumidor de hoy que se encuentra hiperinformado y que está esperando mucho del nuevo operador, inicialmente de EPM aspiramos recibir calidez y humanización del servicio sin distingo alguno.

Powered by Sindyk Content
Arriba