columnas de opinión | Publicado el

Oasis

1/1
Oasis

Por  Gonzalo Gallo

Te comparto esta sabiduría de Howard Martin sobre la llamada inteligencia del corazón: además de ser un centro emocional, siempre se ha creído que el corazón tiene su propia inteligencia y puede decidir. En la medicina tradicional china, el corazón es el puente de conexión entre la mente y el cuerpo. Los ideogramas chinos para escribir, pensamiento, amor y pensar, incluyen el símbolo del corazón. En las tradiciones del yoga, el corazón es nuestro guía interno y la sabiduría es escucharlo y seguir su guía. En japonés hay dos palabras distintas para referirse al corazón: shinzu, el órgano físico, y kokoro para la mente del corazón.

Acaso por eso cuenta la leyenda que Dios quiso que el ser humano lo buscara para poder valorarlo. Sabía que lo fácil no se ama y, entonces, decidió esconderse en el corazón, consciente de que el humano busca por fuera. 

Hace miles de años, en varias culturas se pensó que el corazón también era un centro de inteligencia. Los escritos antiguos sobre el tema están en la antigua medicina china de hace 4.500 años. La voz divina y la de tu alma se expresan a través de los sentimientos que brotan de tu corazón. Cuando amas y te amas, el corazón te lleva por el sendero luminoso, síguelo y no quedarás defraudado. 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.

Powered by Sindyk
Arriba