en tendencias | Publicado el

Obra de la cancha EL Parrish en Magangué les colmó la paciencia

1/2
El nivel de las casas está por debajo del que tiene la cancha.
El nivel de las casas está por debajo del que tiene la cancha.

Los habitantes del barrio Buenos Aires, de Magangué, Bolívar, se cansaron de los daños que le ha ocasionado la ejecución de la obra de la cancha El Parrish.

Dicen que dicha obra les ha traído muchos perjuicios y que hasta la presente, nadie les ha respondido. Por eso, se vieron obligados a no permitir que se siga trabajando en ella, hasta tanto no les resuelvan los inconvenientes causados. 

Wilfrido Alandete, uno de los afectados, indicó que el problema de la obra es que al parecer estuvo mal diseñada y ahora los está perjudicando porque las aguas lluvias no tienen por donde ser vertidas y se están quedando estancadas. 

‘‘El problema es que la cancha la rellenaron mucho y esto ha provocado que las aguas se nos meta a las casas. Estas se regresan por las tuberías de los registros. Nuestras casas están por debajo del nivel de la cancha. Cuando el agua desciende de la carretera, se estrella con el muro de la cancha y entra a las viviendas. A nosotros se nos ha dañado muchos electrodomésticos por esta causa. Por eso, decidimos parar la obra aunque sabemos que no es lo más conveniente, pero fue la única manera de llamar la atención, porque nadie nos presta atención’’.

Obra de la cancha EL Parrish en Magangué les colmó la paciencia

Luis Moncós, por su parte, indicó, que esta falla fue identificada desde que se empezó con la ejecución del proyecto, pero no se les tuvo en cuenta su opinión.

‘‘Aquí habían muchas viviendas que quedaban por encima del nivel de la cancha, pero ahora que la rellenaron, quedaron por debajo. Otra de las problemáticas es el nivel de la pendiente de la calle. No es el nivel adecuado y por ende, las aguas se están quedando estancadas, principalmente en las esquinas. Nos dirigimos a la oficina donde está el contratista y los trabajadores, pero siempre nos decían que nos iban a solucionar, y nada’’, dijo Moncós. 

Pero lo que más les preocupa ahora es que la única respuesta que les dieron es que  no hay presupuesto para hacer los arreglos.

‘‘Nosotros tenemos entendido que toda obra debe tener al menos 3,5 por ciento del presupuesto para los daños y acá no nos dicen nada. Yo pienso que todo esto debió preverse y darse cuenta de que nos iba a afectar. Esto no se tuvo en cuenta en el diseño y mire ahora todo lo que está pasando’’.

Por último, Anuar Panqueba, dijo que los arreglos deben hacerlos antes que finalice esta obra e informó que son más de 20 familias las que se encuentran afectadas. Por eso esperan tener una respuesta urgente.

Para mañana está prevista hacer una reunión entre funcionarios de la Administración y contratista de la obra para socializar las inconfomidades de la comunidad y analizar qué alternativas de solución hay para ellos.


Powered by Sindyk
Arriba