en nuestro cerete | Publicado el

Pedro, el mejor amigo de los perros

1/1
Pedro José con Arshi, un sabueso americano, y Kala una schnauzer, clientes que pasea en el bulevar del barrio Venus.
Pedro José con Arshi, un sabueso americano, y Kala una schnauzer, clientes que pasea en el bulevar del barrio Venus.

En este municipio ya es conocido el oficio de Pedro José Díaz De Hoyos, residente en el barrio 24 de Mayo, quien dedica sus días a pasear perros, un alivio para los dueños y un rato de recreación para estos animales que necesitan liberar sus energías.

Pasear perros puede ser un trabajo gratificante para una persona dedicada, profesional, humana y orientada a los clientes peludos.

Hace dos años y medio que Pedro empezó en este oficio, por la falta de oportunidades laborales y por el amor que siempre ha tenido por los caninos. Empíricamente ha aprendido trucos básicos de educación para estos animales, como sentarse, estar de pie, dar la pata y otras técnicas de adiestramiento para el buen comportamiento de los canes.

Actualmente Pedro tiene 15 perros, y de ellos, 3 son de raza potencialmente peligrosa, según el nuevo Código de Policía.

"Pienso que ningún perro es peligroso si está bien educado y se le trata con amor. Por ejemplo, los de raza rottweiler son perros muy dóciles, siempre los llevo con bozal, por seguridad, pero son caninos muy nobles", dice Pedro, quien atiende cada animal entre 1 y 2 horas. El costo de la hora varía entre 5 mil y 6 mil pesos si es un animal de talla grande.

Su trabajo no solo es sacar a los perros a pasear, también incluye aseo, desparasitación y algunas veces alimentación.

Para Pedro pasear perros para ganarse la vida es más que simplemente halar una correa o hacer algo de ejercicio. Es ser un amante de los peludos, estar en sintonía diaria con las formas caninas, así como listo para dirigirlos.


Powered by Sindyk
Arriba