en los barrios de montería | Publicado el

Pelea comunal en Santander

1/1

A la izquierda, el facsímil de la noticia publicada en EL MERIDIANO el pasado 28 de mayo, en la que se daba a conocer sobre la histórica expulsión del movimiento comunal por parte de los habitantes a un líder. En los recuadros, Alirio Beleño Vanegas, presidente actual, seguido de Óscar Benítez (der.), expresidente.

En medio de una pelotera está la Junta de Acción Comunal (JAC) de este barrio, en cabeza de Alirio Beleño Vanegas, y el presidente anterior, Óscar Benítez Salgado. 

El expresidente Benítez Salgado le salió al paso a la sanción que le hizo la comunidad (durante una asamblea), que consiste en la expulsión del libro de afiliados a la JAC durante cuatro años, la cual fue ratificada por la comisión de convivencia y conciliación de la Junta Comunal y Asocomunal Montería. 

Ante el hecho, el expresidente sostuvo que las juntas comunales son privadas y tienen sus propios estatutos, los cuales fueron violados por el comité de convivencia y conciliación de la actual JAC, que todo lo hizo a sus espaldas. 

"Yo exijo respeto y no acato esa decisión de desafiliarme, con qué derecho, toda mi vida he vivido en este barrio y cómo me van a expulsar. He sido uno de los mejores presidentes de todos los tiempos y hemos conseguido grandes cosas" destacó. 

Con relación a lo dicho por Alirio Beleño Vanegas, quien sostuvo que Benítez  Salgado no entregó los libros de afiliados y de contabilidad; este último dijo que no los entregó en rebeldía, porque el presidente actual dilató el proceso para que  pudieran impugnar las elecciones.

"A nosotros como lista perdedora nos correspondían los tres últimos puestos de delegado. Hicieron y deshicieron como les vino en gana y por eso no les entregamos los libros, todos los tenemos al día. No le íbamos a entregar todo lo que hemos hecho nosotros con nuestra gestión, sino que ellos empezaran de cero, por eso simplemente no entregamos y porque para nosotros no es una junta constituida legalmente la del barrio Santander, es una junta ilegal", afirmó.

Sobre los recursos que ingresaron a la JAC durante el período de Benítez Salgado por cuenta del arriendo de la Casa Comunal, anotó que solo tuvo el predio a su cargo durante año y medio, ya que este lo tenía la junta anterior y no lo quería entregar, por lo que recurrió a las vías de hecho. 

"En la Casa Comunal la junta anterior tenía un CDI para una iglesia, pero nos la entregaron destruida. Nosotros se la alquilamos a un CDI por 600 mil pesos, pero como no teníamos dinero para recuperarla le pedimos a las directivas que hicieran las mejoras y deducíamos del arriendo", puntualizó Benítez Salgado.

TE DESTACAMOS

Los barrios en los que las juntas comunales tienen propiedades son donde se presentan más problemas entre sus líderes. 



Powered by Sindyk
Arriba