en editorial sucre | Publicado el

Por la ética

1/1
Por la ética

En Sucre no se ha terminado de conocer un "cartel" cuando ya la Fiscalía está echando mano de otro. Preocupa que en un departamento con tantas necesidades como este la corrupción en algunas instituciones públicas esté tan arraigada y mimetizada que cueste tiempo y dedicación descubrirla.

Es lamentable que algunos servidores públicos no sean probos. Más aún cuando tienen todo un futuro laboral por delante con el que pueden alcanzar satisfacciones de forma honesta. Eso parece no importar, pues lo tiran a la caneca de la basura por la ambición desbordada del dinero fácil.

Es momento de reflexionar y analizar en qué se está fallando como sociedad y si el problema radica en los primeros años, en el colegio o en la universidad. Para construir país se debe garantizar que los profesionales estén revestidos de ética y sean capaces de no dejarse tentar de propuestas ilícitas. Para ello la integridad que ostentan los buenos seres humanos debe primar ante cualquier intento de maldad. 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.

Powered by Sindyk
Arriba