'Una manera de pensar la construcción diferente'

Para el arquitecto Éder Alfredo García Sánchez, docente de Cecar, la responsabilidad social desde la construcción  parte de una ética para entender  lo que puede generar una edificación en determinados territorios. 

Muchas empresas les apuestan a los proyectos sostenibles. El mercado de la construcción es un amplio ejemplo.

El arquitecto Éder Alfredo García Sánchez explicó  en qué consiste esta alternativa. 

¿Qué son proyectos sostenibles en la construcción? 

En el campo de la construcción una edificación sustentable o sostenible es aquella que responde a unas condiciones amables con el ambiente. Es autosuficiente,  capaz de aportarle a la ciudad porque va en pro de un buen manejo de los recursos. Eso implica desde un material a todo lo que lleva a consolidar un proyecto. Es una manera de pensar la construcción diferente.

¿Cuáles son las ventajas  de esta manera de construir?

En la cadena de producción de los materiales, reducir al máximo el consumo de energía. Esto permitirá que disminuya las emisiones de monóxido de carbono en el proceso de su producción.  

A través de la historia se han hecho buenas prácticas en lo que tiene que ver con saber elegir los materiales con los que se van a trabajar las edificaciones. Sin embargo, esas prácticas están un poco olvidadas porque  estamos enfrascados en elaborar materiales, pero estos en muchas ocasiones no siempre cumplen unas condiciones mínimas con  el respeto que se debe tener por el ambiente.  

¿Cómo influye la construcción sostenible sobre la zona urbana? 

Las ventajas son grandísimas. Sobre todo en lo que tiene que ver con el dióxido de carbono. Por ejemplo, el cemento en las edificaciones produce mucho. Además estos son unas partículas altamente contaminante, pues nosotros todavía tenemos una construcción muy artesanal en comparación con grandes edificaciones. 

Y ese es uno de los retos que tenemos en construcción: reducir esos niveles de incidencias  en el ambiente.

Por eso, existe variedad de certificaciones. Exigen, de acuerdo a las políticas que se manejan en el Estado. Colombia es un país que apenas está incursionando en eso a través del Consejo de Construcción Sostenible. También hay un Consejo Mundial de Construcción Sostenible, que está en Latinoamérica. En este hay políticas que si se asientan en los territorios, cualquier persona no va a pensar la edificación como quiera, sino que buscará la manera de que esa edificación responda a unas condiciones mínimas desde  el impacto que genera en el ambiente. Esto debe llegar por la implementación de políticas públicas.

Un proyecto sostenible maneja muy bien los recursos ambientales, económicos y social sin afectar las futuras generaciones: Éder García.

¿Qué se debe tener en cuenta para construir una edificación sostenible? 

Una de las características es conocer el territorio para aprovechar los recursos que ofrece, entre ellos, las fuentes inagotables de energía como el Sol que permite incorporar sistemas ecotécnicos como los paneles solares que a su vez ayudan a reducir el consumo de energía de un edificio, pero que muchas veces no usamos  como debe ser.

Es muy importante  decrecer los niveles de consumo de energía porque es lo que en parte está generando desórdenes ambientales. 

Es el caso de Sincelejo, una ciudad que está creciendo y  generando unas edificaciones, que en urbanismo se conocen como islas de calor. Esto   se trasfiere a la ciudad por la cantidad de materiales como el cemento y hacen que el hombre se salga de la línea de confort.

Algunos ejemplos

Cuando una edificación responde además a una buena ventilación e iluminación, no se gasta  tanta energía, pero cuando pasamos a una segunda generación  muchas veces se convierten en proyectos utópicos porque aparecen unos dispositivos como fuentes inagotables de energía que en temas de presupuesto es complicado. 

En Sincelejo es raro que las edificaciones se revistan de plaquetas solares. Sin embargo, eso en otros países se viene dando desde hace mucho tiempo. 

Lo que pasa es que estamos en un proceso diferente en el que la ausencia de políticas que tienen que ver con el sector de la construcción nosotros no la tenemos.

¿Cómo se reducirían los índices de contaminación en la construcción?

En la cadena de producción, por ejemplo, el ladrillo arroja aproximadamente dos toneladas de dióxido de carbono y comparada con una de cemento arroja 12 toneladas, con solo construir una edificación. Esas cantidades de dióxido de carbono lo reducen las plantas, pero ¿cuál es ese proyecto donde exista una condición mínima para que pongamos muros verdes?

TE DESTACAMOS

• El arquitecto Éder García asegura que una de las transferencias de calor en esta zona es por la falta de aislamiento térmico en cuanto a las construcciones.

• Desde las edificaciones se puede ser capaz de no hacerle tanto daño a la ciudad.


Otras Noticias