Opinión | 12:00 AM, 2021-04-08 | Sincelejo

Ciudadanía pospandemia

Por: Milton Fabián Badel Gómez
Síguenos en google news

Tras la pandemia del Covid-19, el concepto de ciudadanía y lo que implica ser ciudadano, definitivamente necesitan ser transformados y ajustados a las nuevas condiciones de vida que posterior a esta le esperan a la humanidad.


Sin lugar a dudas estamos frente a un cambio de época; lo que obliga a pensar en cambios que vayan más allá de los avances científicos, tecnológicos, o en las comunicaciones, los cuales definitivamente aportan para la evolución y el mejoramiento de la calidad de vida de la especie, pero que no necesariamente implican cambios profundos en la mentalidad y en la forma como nos asumimos y actuamos como ciudadanos.  


Al analizar con detenimiento la respuesta de los Estados frente al covid-19, puede asegurarse que esta emergencia global movilizó al hombre a buscar soluciones rápidas, que han logrado contener en gran medida el impacto negativo que sobreviene a un fenómeno como la pandemia. Sin embargo, dichas medidas por demás desesperadas han dejado ver a fragilidad de la condición humana y el riesgo inminente en el que se encuentra el planeta y todo lo que en el existe; pues han sido acciones que buscan transformar el comportamiento humano de manera abrupta, y es que estas decisiones han sido producto de la contingencia del momento, pero se requieren de transformaciones que toquen la conciencia de las personas y se estructuren como parte del repertorio cognitivo, emocional y conductual de los mismos.  


La pandemia nos ha devuelto a una ciudadanía limitada y fronterizada, casi que nos ha transformado de sujetos globalizados a sujetos nacionales nuevamente; pues el asimiento físico y el distanciamiento social, han sido necesarios para frenar esta realidad adversa. Con todo esto, la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás, del mundo y del futuro, hemos sufrido un remesón de forma tal que, paradójicamente, nos ha dejado inmóviles y parados en lo que debe ser un punto de partida hacia un nuevo modelo de ciudadanía y un nuevo tipo de sociedad.


Definitivamente, tras toda esta conmoción que de un año para acá ha revolucionado al mundo, lo que se requieren son medidas de fondo, que transformen el pensar y el sentir de la gente. Se tiene que evolucionar hacia una ciudadanía pospandemia que se desarrolle a partir de una conciencia de autocuidado, cuidando del otro y del planeta; fundamentada en valores éticos y morales, la inclusión, el respeto y sea de alcance global.





Powered by Sindyk Content
Arriba