Opinión | 12:00 AM, 2021-10-12 | Montería

Clero corrupto

Clero corrupto
Foto:Cortesía.
Por: Narcés Montes Buelvas
Síguenos en google news

Muchos no me perdonarán, pero Dios si por decir una verdad oculta hace siglos que hizo mil crimines horrendos que ocultaban por simple respeto o temor al clero debido a su vínculo con Dios.  Ni siquiera hablo de las crueles Guerras Santas que mataron media humanidad, ni de los crímenes calumniosos de los no creyentes (brujas, científicos, ateos, etc.) con la despiadada Inquisición, menos su alianza monetaria con las prostitutas, hasta fundaron famosos burdeles (de Vírgenes Apetas y Aviñón,). La corrupción clerical a que me refiero se viene dando desde hace mucho tiempo acabando moralmente con sus víctimas violadas (pedofilia) y ahora es cuando los medios de comunicación las descubren. Omito que todas las religiones sean necesarias psicológicamente, aunque se hayan fundado por intereses económicos.

Hace sesenta años cuando un amigo estudio en el mejor colegio Jesuitas en Barranquilla, vio aberraciones que van del homosexualismo a la pedofilia.  Como era un pueblerino que llegó a un colegio de ricos, se mantenía tímido por “corroncho medio caído del zarzo”, eso lo aprovechó la curia para nominarlo monaguillo. Permitiéndole ver más de cerca las travesuras clericales, sobre todo cuando lo invitaban a su mansión en Puerto Colombia dizque a “retiros espirituales”, por no decir retiros sexuales. Como el dormitorio clerical quedaba detrás del estudiantil, a las dos de la mañana un par de curas le tropezaron su cama, entonces medio abrió los ojos y a cuclillas los siguió. Cuando llegaron a la playa los “ensotanados” se desnudaron y empezaron a fornicarse mutuamente en forma tan aberrada que escandalizó a mi amigo, se asustó tanto que enmudecido se escondió bajo sus sabanas. Diez años después encontró en la Universidad de Cali un sacerdote retirado, al preguntarle su nueva civilidad dijo por lo que vio mi amigo en Puerto Colombia. Él no fue porque iba detrás filmando la escena erótica, tanto que tenía centenares de películas para demostrarle a su papá el error de obligarlo a ser cura contra su voluntad.

Desde entonces repudio al clero, hablo mal de ellos, aunque sigo creyendo en Dios con suma devoción, pero “con curas ni a misa”. Esa anécdota corrobora la aberración clerical más corrupta del “Clan de las Sotanas”. Eso explica los miles de niños y niñas violadas en USA, Canadá, 240.000 en Francia, los miles en nuestro País y el resto del mundo, ocultos por sus superiores, quizá por eso los males apodan “padre”.
Powered by Sindyk Content
Arriba