Opinión | 12:00 AM, 2022-01-14 | Sincelejo

Colombianos: tengamos fe

Colombianos: tengamos fe
Foto:Cortesía.
Por: EDGAR ARRIETA GONZALEZ
Síguenos en google news
Esta nueva oportunidad que nos brinda la democracia y que  los colombianos tenemos que analizar dando nuestro voto de confianza a aquellos(as) cuyo objetivo sea trabajar por el bien comunitario y que verdaderamente  lo merezcan. 

Luchar por un país sostenible implica seguir  luchando por el mejoramiento de calidad de vida de sus habitantes, esta debe ser la meta prioritaria de los futuros(as)  elegidos(as). No cabe la menor duda que vamos a escuchar promesas delirantes, ilusas, carentes de toda verdad; muchos candidatos(as) se desgarraran sus vestiduras y derramaran lágrimas hipócritas, se untarán de pueblo visitando sectores desconocidos por ellos en tiempos normales, se harán bautizar  en templos diferentes a su credo religioso negociando con algunos pastores  y llevar a las urnas a sus incautos feligreses y en su corazón “sentirán” las necesidades de sus gentes. 
Y es aquí precisamente donde los sucreños tenemos que tener dignidad, sentido de pertenencia por nuestro Departamento y darle ese voto a quienes a conciencia consideremos han gestionado o se comprometan hacerlo sincera y honestamente de programas sociales en beneficio de las comunidades,  ignorando  los  que aprovechando coyunturas  malévolas pretenden a través de dádivas ganarse  a sus  “seguidores” y pueblo necesitado. 

Indudablemente, vamos a encontrar candidatos con deseos de servir, que han acompañado a las comunidades a resolver sus necesidades y sus sentimientos altruistas y solidarios han servido  a muchas personas en estado de miseria y abandono.
Muy a pesar de la buena voluntad de algunos(as)  parlamentarios(as)  en nuestro país se necesitan superar aún más los desajustes estructurales en muchos frentes: las elevadas crecientes tasas de pobreza, el desempleo,  violencia social, la corrupción y la delincuencia organizada. De allí la necesidad de continuar  los pocos programas sociales de beneficio comunitario que a bien han tenido poner en práctica algunos de sus antecesores, más no acabarlos, de esta manera los directos perjudicados serian sus  beneficiarios. Que el nuevo Presidente unido a los  Senadores y Representantes se entreguen cien por cien en bien de los colombianos que desean bienestar, paz y progreso. 

Es por ello necesario que el día de la votación (Senado y Cámara), tomemos una saludable decisión política para bien de nuestro Departamento, llevando a estas posiciones personas que  gestionen a nivel nacional y tengamos mejor salud, educación, fuentes de trabajo, atención al campo e incrementar el deporte mucho más en nuestra juventud como una prevención  para alejarlos del vicio que tanto daño le hacen a las comunidades  vulnerables.  

Powered by Sindyk Content
Arriba