Sincelejo | 12:00 AM, 2021-04-08 | Redacción

Compas, progreso para Sucre

El gerente habló de la operación del terminal y sus proyecciones, entre otras cosas.
1/5
Eduardo Barney Aranguren (derecha), gerente de Compas Tolú y Luis Germán Rubiano, director de El Meridiano.
Eduardo Barney Aranguren (derecha), gerente de Compas Tolú y Luis Germán Rubiano, director de El Meridiano.
Foto:El Meridiano
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Eduardo Berney Aranguren, gerente de Compas Tolú, estuvo #EnElMeridiano, y en diálogo con el director, Luis Germán Rubiano, contó acerca del funcionamiento del puerto en medio de la pandemia, los avances que ha tenido el mismo en los últimos años, y sus proyecciones.

¿Cómo está la operación de Compas en Tolú?
Muy bien. Acabamos de terminar un primer trimestre muy exitoso. El año pasado fue un año que, a pesar de todos los infortunios por la pandemia, Compas Tolú no se vio afectado, por el contrario, tuvimos un crecimiento significativo.
Somos la única red de puertos multipropósitos del país, y contamos con seis instalaciones portuarias en Colombia y una en Houston, Estados Unidos. En el caso de Compas Tolú, estamos capacitados para manejar cualquier tipo de mercancía que se nos ofrezca, sin embargo, por cuestiones de mercado, estamos trabajando principalmente con graneles, y dentro de estos, el granel alimenticio es el que ocupa un mayor volumen. El año pasado, nosotros no paramos, teníamos la obligación y el deseo de seguir trabajando para garantizar el abastecimiento
Este grano de importación es dedicado para hacer el concentrado de pollos y cerdos, que es el que mayor consumo tiene en el país. Por eso, en época de cuarentena, los importadores tuvieron bastante demanda del producto. Esto nos ayudó a que, a pesar de que el carbón, nuestro otro producto principal, decreció, logramos cerrar el 2020 con un incremento de carga de el 29% con respecto al 2019. Tenemos exportación de carbón e importación de los productos alimenticios. El 85% corresponde a  la importación de granos y el 15% a la exportación de carbón.

¿Qué tanto potencial han descubierto ustedes en el puerto de Tolú para operar?
Nosotros tenemos muchísimas ventajas. La primera de ellas es que la ubicación del terminal es privilegiada. Somos el terminal portuario, en funcionamiento, más cercano a toda la zona de Antioquia, Caldas y Bogotá; esto lo que genera es que los importadores y exportadores contemplen la posibilidad de mover sus productos a través de nuestro terminal. La segunda ventaja es que estamos mucho más cerca del canal de Panamá que cualquier otro terminal portuario, lo que nos hace aún más atractivos. Los clientes disminuyen su gasto en combustible, estadía, y tránsito entre puertos, y adicionalmente, encuentran un terminal absolutamente modernizado en cuanto a facilidades de atraque. 
Nosotros acabamos de terminar una obra de ampliación de terminal en 2019. El terminal antes tenía una sola posición de atraque de barcos y estaba con una sección de operación muy angosta; lo que se hizo fue una nueva plataforma y un viaducto de 210 metros para comunicar la plataforma con el terminal. Esto nos permite atrancar dos buques simultáneamente en la terminal, y llegado el caso, hasta tres. En esto se invirtieron 40 millones de dólares.
En septiembre del año pasado nos llegó una grúa móvil portuaria de 124 toneladas de capacidad, con  la que pretendemos ampliar la gama de servicios de carga general.

¿Hay algo que complemente la inversión de ampliación del terminal?
El trabajo de ampliación de la plataforma y el viaducto debe ir a acompañado de una profundización del canal de acceso, de la dársena de giro, y una profundización de los sectores de atraque de la moto nave. Por ello, nosotros hicimos un dragado de profundización como parte de ese desarrollo, lo que nos llevó a tener profundidades en el canal de acceso actualmente de 13 y 14 metros. Tenemos una dársena de giro que tiene la misma profundidad, además de profundidades de 13 metros en las zonas de atraque. Con todo esto, logramos tener una profundización atractiva para los navieros porque es difícil encontrar una terminal con estas características. 
Esto lo complementamos con la adquisición de unos equipos para almacenamiento de más granel alimenticio como son los silos verticales. A final de este año, contaremos con 27 mil toneladas más de capacidad adicionales a las 39 mil actuales, y esperamos en el 2022 tener 94 toneladas de capacidad. 

¿Cómo es la relación y generación de empleo  en Tolú?
Hace poco invitamos a concejales del municipio y les mostramos que el 70% de las personas que trabajan en el terminal son de Tolú y viven en Tolú. Nosotros somos pocos, apenas 46 personas. Además, les exigimos a los contratistas una cuota de trabajadores de la región. 
Actualmente estamos trabajando en tres líneas de inversión con la comunidad: agua, educación y proyectos productivos. La línea de agua la trabajamos a través del programa 'Diáspora', que consiste en la siembra de plántulas de mangles en diferentes sitios donde se necesite y nos los indique la comunidad. Hemos sembrado 30 mil plántulas de mangles. En educación, tenemos proyectos ambientales con tres escuelas en la zona de El Palmar y Palo Blanco. Y en proyectos productivos contamos con la agricultura sostenible, que es la siembra de yuca con familias de El Palmar y Palo Blanco. Por esto, el año pasado tuvimos un logro muy importante, y es que la secretaría de la Comisión Interamericana de Puertos nos otorgó el Premio Marítimo de las Américas en la categoría de puertos por este relacionamiento con las comunidades.

¿A ustedes les ha afectado el peaje La Caimanera?
Claro que sí, porque para ir a nuestras zonas de influencia, hay que pasar por ese peaje. Esto lo que hace es encarecer una de las partes de nuestro negocio, que es la conectividad; nuestro negocio comprende muchas cosas, pero si no tiene conectividad, está muerto. La conectividad y sus costos son muy importantes para nosotros porque nos toca todo por carretera, y al ser este un peaje tan costoso, encarece bastante el transporte y, por ende, a los clientes, que son quienes están pagando los costos. 

¿Qué proyectos vienen para Compas en Tolú?
Muchísimos. Nosotros tenemos una zona en frente del terminal que esperamos poder habilitar algún día desde el punto de vista de uso de suelos para generar unos patios adicionales, y hacer un servicio complementario a los transportadores. Algunos de los clientes que están en este momento con sus cargas situadas lejos, han pensado en traerlas hacia acá para estar pegado al mar y al puerto, como han crecido el resto de ciudades del mundo, con la industria pegada al puerto y al mar.

¿Qué le hace falta al Golfo de Morrosquillo para ser más atractivo?
Hay dos cosas que complementan al terminal y al Golfo. Una es la ampliación de la pista del aeropuerto, que es vital para que lleguen más aviones y ejecutivos con nuevas ideas de negocios. La otra es la vía 4G que viene desde Caucasia, que abrirá aún más las puertas al terminal y al Golfo. Lo que habría que analizar es la reubicación del peaje.

¿Qué le aporta Compas al departamento de Sucre?
Le aporta la gran posibilidad de generar industria. Yo lo veo como un foco de desarrollo; si no estuviera el terminal, las cosas serían diferentes en cuanto a la proyección de Sucre. Creo que la industria debe desarrollarse cerca del mar.
Powered by Sindyk Content
Arriba