Opinión | 12:00 AM, 2021-04-08 | Sincelejo

Covid vs disciplina

Por: FRANCISCO MONTES VERGARA
Síguenos en google news
La llegada de la vacuna contra la covid-19, el relajamiento que produjo la Semana Santa, como también la difusión de cifras indicando que los contagios venían en descenso, ha tenido un efecto apenas lógico ante un virus que pide respeto.


Durante este último año, además de los avances que se han dado desde la ciencia, igualmente han nacido remedios caseros para combatir la enfermedad. Pero adicionalmente se han establecido protocolos de bioseguridad, como también protocolos de aislamiento, ajustados a la medida de las personas según las necesidades o conveniencia. Es decir, se han adecuado según el momento, dependiendo si son reuniones de trabajo o eventos sociales.


Realmente creo que la covid -19 está dando una lección enfocada en la forma cómo debemos comportarnos. En la manera de respetar las reglas. En la necesidad de creer en la ciencia y en Dios. Nos está diciendo que para poder avanzar en el mundo necesitamos ser organizados, creer en Dios y desde luego en la ciencia. Nos envía el mensaje que la ciencia fue creada por Dios y debemos aprovecharla para el beneficio de la humanidad. La gran casualidad es la llegada de la pandemia en el siglo XXI.


Cuando se habla de la sociedad del conocimiento y en razón a ello la información es definitiva para poder asumir de manera acertada las vicisitudes que nos presenta a diario la covid -19.  Este un virus inteligente y por lo tanto es selectivo. En su génesis tiene incluido un algoritmo que le permite presentar diversas formas y actuar según el momento.

El coronavirus recogió la información de la humanidad y con ella estructuró su ADN. En este orden de ideas, las respuestas para enfrentar el virus se encuentran en la misma conducta de la configuración de la información.


En los países de bajo desarrollo la ciencia ha sido menospreciada. La academia no ha tenido el respeto y la dedicación que requiere. Por su lado, las Naciones que se encuentran en estadios superiores, la avidez por el poder, el manejo de las políticas económicas y de los diferentes sistemas de producción, los han llevado a irrespetar los limites políticos y económicos, abusando de los sistemas de producción y creando en ellos ilusiones de rentabilidad que están por fuera de sus capacidades.  


Termino diciendo: "El respeto debe estar soportado desde la disciplina".

Powered by Sindyk Content
Arriba