Montería | 04:11 PM, 2021-09-01 | Montería

Desalojaron a desplazada y su exmarido la dejó en la calle

La decisión de sacarla de la casa a la ‘brava’ había sido de su exmarido José Francisco López Hoyos con quien convivió durante seis años.
1/4
Personal del Esmad de la Policía Metropolitana de Montería acompañó la diligencia de desalojo.
Personal del Esmad de la Policía Metropolitana de Montería acompañó la diligencia de desalojo.
Foto:El Meridiano
Por: Rafael Anzoategui Lozano
Síguenos en google news

Por: Rafael Anzoátegui

Cuando los vecinos de la manzana 16 del barrio Nueva Esperanza, en el sur de Montería, vieron desembarcar de varias patrullas de la Policía Metropolitana a uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), pensaron que estos irían a resguardar el operativo de captura de un peligroso delincuente que estaba escondido en la zona. 

Pero no, se trataba era del desalojo de Argélida Margoth Bertel Aleán, quien ocupaba  una vieja vivienda ubicada en el lote 9 de la mencionada manzana.

La decisión de sacarla de la casa a la ‘brava’ había sido de su exmarido José Francisco López Hoyos con quien convivió durante seis años como lo registra un documento de la Notaría Tercera del Círculo de Montería firmada por el notario Miguel Francisco Puche Yánez el 1° de julio de 2016. 

En ese documento, López Hoyos le cede el 50 por ciento de la vivienda a su exmujer y el resto a un hijo menor de él. Argélida a su vez le cede su parte a una hija de ella de 17 años de edad.

La ruptura

Sin embargo, luego de la ruptura de la relación sentimental de Argélida Bertel con José López, este tomó la decisión de recuperar la morada y fue cuando instauró una querella en la Inspección Segunda de Montería (en Casa de Justicia) para que le restituyan el bien inmueble.

De esta manera el inspector emite un auto donde ordena el desalojo de la mujer.  

Desplazada de la violencia

Argélida Margoth es desplazada de la violencia del Urabá  antioqueño y vino a dar a Montería donde conoció a José Francisco y decidieron unir sus vidas en una relación formal. 

La afectada, quien de paso es discapacitada, residía con una hija y tres nietos menores de edad. 

Con respecto al desalojo, Jorge Velásquez Tordecilla, líder comunal del sector, expresó su solidaridad con Argélida y cuestionó que varios jóvenes fueron traídos y les dijeron que iban a hacer una mudanza cuando en realidad se trataba era de un desalojo.

Otros vecinos denunciaron que un oficial de la Policía habría empujado a Argélida y se le dobló uno de sus tobillos. Al lugar también se hicieron presentes funcionarios de la Personería, Icbf, y Policía de Infancia y Adolescencia. Moradores advirtieron que tumbarán la casa si José López la ocupa.

Powered by Sindyk Content
Arriba