Opinión | 12:00 AM, 2021-05-04 | Sincelejo

Desarrollo social

Por: Narcés Montes Buelvas
Síguenos en google news

Respeto y admiro el desarrollo que ha tenido últimamente los derechos humanos al defender el libre desarrollo individual en pensamiento, actuación y expresión, claro viviendo en libertad con derecho a la salud, educación, techo, hasta a la protesta siempre y cuando no sea violenta, las indispensables restricciones sexuales que controla los abusos para no llegar al acoso y hasta la violación, matricidio, infanticidio o pederastias. El instinto sexual bien ordenado es sagrado por permitir la preservación de la especie, que al principio debió ser igual en todos los seres viviente, mientras los demás animales les fue controlado por naturaleza mediante una regulación fisiológica de solo aceptar el sexo cuando lo exija su estro. En los humanos siempre ha sido controlado por principios éticos que al desacatarla la regula la ley, pero la mayoría de los medios de comunicación han escandalizado esas restricciones como impúdicas y escandalosas.

Después la superpoblación y las diferentes culturas exigieron su ordenamiento con restricciones morales y penales a los desmanes lascivos que son muy buenos y oportunos siempre y cuando respeten la natura, porque el peor pecado del humano es ir contra su naturaleza, por eso censuro los célibes y ermitaños, pues el hombre y la mujer nacieron para ser sociables, vivir el uno para la otra haciendo pareja marital hasta conformar sociedad. Para lograrlo deben admirarse hasta lograrse querer, siempre con respeto, hasta compenetrarse tanto del uno depender del otro en pareja conyugal.

Pero parece que últimamente las restricciones se han extralimitado, sobre todo la prensa moralista que consideran el sexo una aberración, tocarle los senos o glúteos a una mujer es lo peor, cualquier toque de bustos o glúteos es un escandaloso acoso sexual que penalizan violentamente como vulgaridad, cuando esos son instintos naturales para preservar la especie, que deben aceptarse cuando son respetuosos y ordenados.

Otro tema bastante discutido y exagerado es la educación de la infancia por sus padres. De lógica la violencia es el método más arcaico y brutal porque solo logra rebeldía, lo ideal es la represión inteligente.


Powered by Sindyk Content
Arriba