Opinión | 12:00 AM, 2021-09-14 | Redacción

Desgaste Innecesario

Por: Rafael Hernández Mestra
Síguenos en google news

Presionada por el escándalo del contrato suscrito con centros poblados y con el riesgo de una moción de censura, el jueves pasado renunció la ministra de las comunicaciones, la barranquillera Karen Abudinen. 

En efecto, este fue un caso parecido al que sucedió hace aproximadamente dos años con el entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien estaba ad portas de una moción de censura y renunció unos días antes de que fuera el primero en estrenar esta figura contemplada en la Constitución de 1991 y que, como se ha evidenciado, en la práctica no sirve para nada. 

Sin embargo, mirando esta situación desde otra óptica, la salida de la ministra de su cargo es un duro golpe para el gobierno del presidente Iván Duque: primero por que se va envuelta en un escándalo por corrupción; segundo por que se va del gabinete una persona de su máxima confianza y tercero porque le da "papaya" a sus opositores sobre todo en un momento en que la campaña del año 2022 tanto para Congreso como para la presidencia. 

No hay duda de que, ante la opinión pública, una vez estalló el escándalo de la contratación, quedó una sensación entre la opinión pública de que el gobierno se demoró en tomar las riendas de la situación y debió apartar del cargo a la ministra o esperar que prosperara una moción de censura. 

También hay que tener en cuenta que en este episodio no solo sale afectado el gobierno y el propio presidente Duque, sino también el Centro Democrático, partido de gobierno, y que en la campaña electoral que empieza no le van a faltar los ataques por el contrato en el ministerio de las comunicaciones y la publicidad negativa contra esa colectividad. 

En este episodio el costo para la ministra es político, pues nadie duda de la honestidad de la exministra quien tuvo la valentía de denunciar los hechos y declarar la caducidad del contrato, ya que las responsabilidades penales, disciplinarias y legales recaerán sobre sus subalternos y las demás personas que hicieron el entramado, pero de todas formas ella era la cabeza del ministerio.

Te destacamos

El pasado sábado 11 de septiembre se cumplieron 20 años del día más oscuro que ha vivido los Estados Unidos y desde entonces el mundo entero se convenció que todo es vulnerable.
Powered by Sindyk Content
Arriba