Opinión | 12:00 AM, 2021-10-13 | Montería

Día mundial de la salud mental

Día mundial de la salud mental
Foto:Cortesía.
Por: Manuel Andrés Cadrazco
Síguenos en google news

Hace más de un año escribí una columna sobre la importancia de la salud mental y como la pandemia había hecho que colocáramos las lupas en esto, así como esa es la única columna que le he dedicado a tema, muchas veces la salud mental es un componente que se encuentra aislado entre el amplio ámbito de la salud y salud pública, no se ha normalizado tanto como se debería y merece más visibilización. El pasado domingo 10 de octubre, fue el día mundial de la salud mental, día que promueve la Organización Mundial de la Salud a modo de llamado a los gobiernos del mundo, a que le presten atención a algo que en el mediano y largo plazo se puede convertir en toda una calamidad; revisemos algunas cifras:

Según la ONU y la OMS, los trastornos del estado de ánimo, neurológicos y por el consumo de sustancias representan el 10% de la carga mundial de morbimortalidad y el 30% de las enfermedades no mortales, así mismo, alrededor 1 de cada 5 niños, niñas y adolescentes es diagnosticado con un trastorno del estado de ánimo. La depresión es uno de los principales trastornos que afecta a la población mundial, siendo una de las causas más importantes de discapacidad,  y también, es alarmante que una persona se quita en el mundo cada 40 segundos aproximadamente. Más recientemente en el caso de Colombia, según la encuesta Pulso Social del DANE, de agosto de este año, el 10,1% de los jefes de hogar en el país manifestó sentirse triste en el tiempo reciente, y el 5,5% sintió soledad.

A pesar de estas cifras, el gasto en servicios de salud mental en todo el mundo representa un 2,8% del gasto total destinado a la salud en general. En países de bajos ingresos el presupuesto asignado a salud mental representa el 0,5% del presupuesto general de salud, mientras que en los países de altos ingresos este porcentaje asciende a 5,1%; es decir que en los países de ingresos bajos el gasto en salud mental es de menos de 1 dólar per cápita, frente a los 80 dólares per cápita en países de ingresos altos.

En los departamentos de Sucre y Córdoba es clave también poner la lupa sobre la salud mental y la inversión que se hace en programas de esta índole, pues el acceso a ayuda profesional sigue siendo un lujo al que solo una pequeña parte de la ciudadanía puede acceder.


Powered by Sindyk Content
Arriba