Barrios de Montería | 12:32 PM, 2020-10-26 | Montería

El Pastor Jayder buscó a Dios y salió de las drogas

Jayder Cardona Ochoa ha estado predicando en algunos barrios de Montería. Actualmente, por la pandemia, las oraciones son virtuales, todos los días a las 3:00 de la tarde.
1/2
El Pastor Jayder buscó a Dios y salió de las drogas
Foto:Cortesía
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Conocí a Jayder Cardona Ochoa en su juventud, cuando no se imaginaba ni siquiera que iba a ser pastor. Lo vi deambular las calles de la primera etapa del barrio La Pradera, donde vivió con sus padres por muchos años, cuando apenas era un estudiante. 

Hoy su vida es un ejemplo a seguir para aquellos jóvenes que por diversos motivos no han podido salir del mundo de las drogas. 

En barrios de la capital como Cantaclaro, La Granja, Nuevo Horizonte, así como El Recreo, El Limonar, La Floresta, Caribe, La Candelaria, entre otros, líderes y ediles luchan silenciosamente para que las drogas no se lleven a sus hijos y al resto de jóvenes de sus comunidades. 

Con la publicación de esta entrevista queremos darle a esos padres y a esas víctimas una luz en el camino, que se llama Dios.

Jayder Cardona Ochoa es actualmente el pastor de la Congregación del Centro Familiar Cristiano Internacional, en el municipio de Planeta Rica. Y esto fue lo que nos contó sobre su vida.

¿En qué momento sintió usted el llamado de Dios para servirle?

En el momento que Dios me hizo libre de las ataduras al pecado, habló a mi vida por medio de su poderosa palabra y pude experimentar su amor en mi vida por medio del Espíritu Santo.

Cuéntenos ¿cómo vivió esa época con las drogas, antes de reencontrarse con Dios?

Fue un tiempo muy triste para mi vida en donde busqué ser feliz, pero por el camino equivocado, fueron aproximadamente 12 años en el alcohol, cocaína y otras drogas que llevan a pecados con muy malas compañías que usa las tinieblas para destruir al ser humano, y muchos amigos que hoy ya no están en esta tierra lastimosamente. Llegué a caer a lo más profundo de ese mundo perdido en la calle y sin esperanza; pero gracias a Dios que el Señor comenzó a llamarme desde el año 1995 y salvó mi alma de las tinieblas para su gloria.

Dios siempre nos manda angelitos en nuestra vida que nos ayudan a salir del "pozo profundo" en el que a veces caemos por cosas del destino. ¿Quién fue ese angelito en su vida? 

Fueron muchos, pero principalmente Dios comenzó a usar a mi tía Gertrudis Ochoa que ya asistía a la iglesia cristiana y me llevaba predicadores de la Palabra de Dios a mi casa para que oraran por mí; también amigos y amigas que ya se habían convertido al evangelio.

¿Desde hace cuántos años ha consagrado su vida al Señor, y cómo fue el paso para ser pastor de la iglesia que representa? 

Todo es un proceso en la vida, fueron 7 años para poder asistir al Templo de la Iglesia Cristiana desde el año 1995 al 2002; después fueron 5 años asistiendo a los cultos, poco a poco en ese proceso de crecimiento espiritual para después en noviembre del año 2007 poder servir en nuestra primera Obra del Señor al lado de mi novia que hoy es mi esposa, en el barrio el Mora, en Montería, y en donde ya cumpliremos trece años en el Ministero del Pastorado y Evangelístico. Después en el barrio La Granja, en Montería; San Marcos, Sucre, nuevamente volvimos a Montería en nuestra Iglesia sede y actualmente estamos en el municipio de Planeta Rica en donde tuve el privilegio de haber nacido.

Ha tenido la oportunidad de ayudar a jóvenes que han caído en las drogas. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Gracias a Dios y para su gloria con solo mi testimonio y testificar del poder libertador de nuestro Señor, predicando el Evangelio con la ayuda del Espíritu Santo muchos se han convertido, muchos a Jesucristo; han sido libres, sanos, y hay muchas personas y familias restauradas por Dios.

Una de las grandes preocupaciones de los comunales y cristianos en Córdoba es el alto consumo de drogas que tienen los jóvenes.

Háblenos de usted y su familia.

Por la misericordia de Dios y ayuda de mis padres pude terminar mis estudios universitarios de Contador Público y graduarme en agosto del año 2001; mi esposa Elieth Pernett Galindo es Administradora de Comercio Exterior con experiencia también, como yo, en el sector público y privado; pero en el año 2010 después que Dios nos llamó a tiempo completo renunciamos a todo (empleo, buenos salarios, casa, familia y otras comodidades) para servirle al Señor tiempo completo en San Marcos, Sucre. En el mes de febrero del 2021 cumpliremos ya 13 años de bendecido matrimonio y nuestra hija Gabriela Cardona Pernett ya cumplirá 10 años gracias a Dios.

¿Por qué municipios o ciudades del país le ha tocado predicar? 

Por causa de nuestro Ministerio Pastoral y como Evangelista, he podido predicar en varias oportunidades en campañas evangelísticas en Cartagena, Bogotá (varias iglesias), Valledupar, Santa Marta, Barranquilla y en varios municipios como Sogamoso, Iza, Tota, del departamento de Boyaca; Turbo y Caucasia (Antioquia); San Marcos (Sucre); Chinú, Lorica, Ciénaga de Oro, Montelíbano, Valencia, Canalete, Tierralta, Cereté y lógicamente en muchas iglesias de Montería.

En su experiencia como pastor que ha visto sanar muchas vidas ¿qué es lo que más le ha llamado la atención, algo que no se puede olvidar y que lo ha marcado de por vida? 

Gracias al poder salvador del Señor he podido ver muchos milagros divinos en muchas vidas, matrimonios y familias restaurados, experimentar las sanidades de personas con sida, cáncer, tumores, diabéticos sanarse, hipertensión, quistes y sanidades de diversas enfermedades que el hombre dijo que no había cura y el Señor hizo el milagro sobrenatural para su gloria; también como tener hijos donde hubo esterilidad; ver personas liberarse de espíritus de adición (vicios), fornicación, adulterio, idolatría, lascivia y muchos otros demonios malignos. Ha sido muy satisfactorio para mi vida; ya que ahora somos instrumentos de salvación por la gracia y misericordia de Dios.

¿Un mensaje para todos los que están leyendo este artículo?

Un mensaje de bendición es poder decirles a todos que no hay imposibles para nuestro Dios, como dice su Palabra en Lucas 1:37. En Jesucristo hay esperanza para ese hijo (a) que está perdido en las drogas y pecado para ser salvo únicamente por Cristo, como dice Hechos 4:12 en ningún otro hay Salvación. 
No debemos seguir una religión sino la verdad, y la verdad es Jesucristo el Hijo de Dios como dice Juan 14:6. 

Por último deseo dar gracias a Dios por esta oportunidad y les deseo más del cielo a favor de sus vidas. Dios les bendiga más...

Powered by Sindyk Content
Arriba