Opinión | 12:00 AM, 2021-07-22 | Sincelejo

¿Empleo para los vándalos?

Por: FRANCISCO CUELLO DUARTE
Síguenos en google news
En una democracia seria y coherente, donde impere el principio de autoridad, los vándalos que destruyen los bienes públicos y causan graves daños a la economía del país, sólo tienen derecho a que se les aplique el Código Penal y el Código Nacional de Policía y Convivencia, todo dentro del debido proceso y con garantías de sus derechos humanos. Pero no a un empleo, como premio a su comportamiento vandálico, como lo quieren hacer algunos alcaldes que, frente a este problema, han tenido una posición complaciente con quienes, con el pretexto de la protesta social diurna, por las noches destruyen las ciudades. 

Hay que tener en cuenta que de los veinte millones de personas ocupadas en Colombia, el 80% lo genera el sector privado, es decir, 16 millones de puestos de trabajo, lo que significa el papel relevante de la empresa privada como generador de riqueza en la economía. Por ejemplo, el caso de los empresarios de Medellín: 310 grandes empresas generan 400.000 empleos directos; 87.000 empresas medianas y pequeñas generan un millón de empleos directos; y, entre todas estas empresas le pagan al municipio de Medellín 1.8 billones de pesos de impuesto predial y de industria y comercio.

Ahora bien, por debilidad y complacencia de un gobierno no se puede acudir a una reforma tributaria para ordeñar hasta matar al sector empresarial como si se tratara de una vaca lechera biónica, pues un sistema tributario justo y progresivo debe ser equitativo, donde los ricos paguen de acuerdo con sus ingresos, pero no como propone el senador Petro: sacarles a 4000 empresarios anualmente 3750 millones de pesos para cubrir los gastos de esa reforma tributaria. Eso sería alejar la inversión privada y ahuyentar el capital, que saldría disparado para otros países que les ofrece mejor tratamiento.

Como el problema de ese rebaño despistado, llamado la “Primera Línea”, adiestrados en el arte de matar por descuido, como dice García Márquez en su libro “Doce cuentos peregrinos”, y preparados para este 20 de julio en ensayar un “combate épico” contra las autoridades de policía, es asunto de ignorancia y manipulación mediática, FECODE podría contribuir en la ilustración de estos jóvenes, con charlas didácticas sobre la estructura y funcionamiento del Estado, para que no se dejen engañar tan fácilmente y puedan protestar con argumentos no violentos: sin piedras, sin bombas molotov y sin humo delirante.

Powered by Sindyk Content
Arriba