Municipios | 12:00 AM, 2021-09-13 | Sincé

En el 'corazón' de una ruta inconclusa

El Meridiano recorrió de principio a fin los 21 kilómetros de la Ruta del Corazón, entre Sincé y Buenavista, y halló interminables problemas: solo han pavimentado 11 kilómetros, las máquinas están paradas, abundan los huecos y la obra está suspendida.
1/3
En este hueco donde hay agua sucia estancada será construido un vox culvert. Por ser uno de los puntos más críticos también hay atracos.
En este hueco donde hay agua sucia estancada será construido un vox culvert. Por ser uno de los puntos más críticos también hay atracos.
Foto:El Meridiano
Por: Ernesto Benavides
Síguenos en google news
A bordo de una motocicleta que tomé en la Terminal de Transportes me dirijo hacia el corregimiento de Granada. No sé a cuanto esté, pero el mototaxista me responde que "si la vía estuviera completamente pavimentada el trayecto fueran 10 minutos". Sin embargo, no lo está, y por eso tardamos más de media hora en llegar.

Cuando finalizan los 11 kilómetros que están asfaltados, pero con deterioro, se ven máquinas detenidas a lado y lado de la carretera llena de barro. "Así llevan mucho tiempo", me cuenta el conductor.

Eso evidencia, pienso, que la Ruta del Corazón (Sincé-Granada-Buenavista), por donde estoy transitando, tiene más problemas que soluciones. Lo estoy confirmando con mis ojos y la cámara.

En un puente recién construido están rellenando la parte que se socavó con las últimas lluvias y a pocos metros hay una paletera deteniendo los vehículos que en esta mañana de septiembre se ven obligados a vivir la misma odisea.

Seguimos avanzando y nos encontramos con un enorme hueco en lo que se va a construir un vox culvert, pero que hoy es una laguna de agua sucia estancada y con mal olor. "Aquí han atracado a varias personas. A la última pareja le quitaron la moto", me dice mi compañero de viaje.

Pasamos los huecos y seguimos hacia el casco de Granada. El trayecto no es muy diferente, pero lo que sí sorprende es lo que observo entre este último corregimiento y el casco urbano de Buenavista: una grúa atollada en el barro muestra que el panorama en este tramo es peor.

Los 21 kilómetros entre Sincé y Buenavista deberían estar pavimentados desde julio del año pasado cuando culminaba la obra inicialmente, pero lo que presencio es lo contrario. Hay barro y huecos por doquier y llega un punto donde el motociclista decide no seguir y nos regresamos. Esto es lo que deben vivir a diario los usuarios de esta vía para salir a citas médicas o transportar productos agrícolas.

Antes de salir de casa leí que, y eso lo confirmé en la zona, la Ruta del Corazón fue adjudicada en marzo de 2018 en un Ocad Regional en el mandato de la exalcaldesa de Sincé, Lucy García Montes, contratante de la obra con el consorcio Asfalto 2018, cuyo representante legal es Jorge Noguera Castro.

La Ruta del Corazón debió ser construida entre noviembre de 2018 y julio de 2020.

En la valla informativa se aprecia que el valor del contrato inicial es de 45 mil millones de pesos, sin embargo, el contratista está a la espera de una adición de 17 mil millones de pesos para poder culminar la obra.

Le insisto varias veces al teléfono a Noguera y en vista de que no me contesta me dirijo hacia la Alcaldía de Sincé en la que me atiende el secretario de Planeación y Obras Públicas, Miguel de la Ossa Lobo. Este me confirma que la obra está suspendida a petición del contratista y la interventoría "por culpa de las lluvias".

Eso no me sorprende, pero lo que sí llama la atención es que afirma que el avance de la obra es del 78,09%.

Le pregunto sobre la adición de los 17 mil millones de pesos y me responde que los ajustes del contrato están aprobados para así poder desembolsar la plata.
"La alcaldía asume 9 mil millones de pesos y la Gobernación los 8 mil restantes. Estamos en la legalización de eso", señala De la Ossa. Esto, según él, permitirá la terminación de la obra.

Aprovecho para preguntarle, advirtiéndole que su respuesta quedará grabada, la fecha exacta de la entrega total y en buen estado de la tan anhelada Ruta del Corazón, a lo que se atreve a afirmar que la obligación del contratista es que a más tardar en el mes de abril del 2022 culmine el proyecto. ¿Cumplirá? Amanecerá y veremos.
Powered by Sindyk Content
Arriba