Sincelejo | 12:00 AM, 2021-09-24 | Sincelejo

Guerra recobró la libertad, pero con restricciones

Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Después de estar recluido dos años y seis meses en la Escuela de Carabineros en Bogotá, el exsenador sucreño Antonio Guerra de la Espriella recobró su libertad.
Es de anotar que Guerra de la Espriella fue capturado el 21 de marzo de 2019, a raíz de los señalamientos que hicieron varios implicados en el manejo de sobornos, enviados por la multinacional brasileña Odebrecht, para el manejo político que se le daría en el Congreso y ante el Gobierno nacional, para adjudicársele multimillonarios contratos a esta empresa.
Su libertad la recobró tras la orden que dio la Corte Suprema de Justicia  que le aprobó la sustitución de la medida de aseguramiento intramural por una no privativa de la libertad.
 Así las cosas, Guerra quedó libre, pero con algunas restricciones y es la de no salir del país y presentarse cada vez  que sea requerido por la autoridad judicial competente.
La sustitución de la medida fue solicitada por su defensor Wilson Caballero, que en dicha petición manifestó que luego de que la Corte efectuara una indagación preliminar, el 12 de febrero de 2018, abrió la investigación formal contra Guerra y ordenó la vinculación  al caso de Odebrecht.

 Alegó que el 18 de enero de 2018 la Sala de Casación Penal  remitió la investigación a la Sala Especial de Instrucción de la Corte, que el 14 de enero de 2019 asumió el trámite.
El 19 de marzo de 2019 la Sala Especial de Instrucción decretó la detención preventiva de Guerra por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencias de servidor público, cohecho propio y enriquecimiento ilícito.
El 21 de marzo de ese año se hizo efectiva la privación de la libertad y el 19 de septiembre 2019, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia acusó al exsenador.

Lo que dijo la Corte 
El exsenador de Cambio Radical fue detenido preventivamente en marzo de 2019, pero la Corte consideró que, en el mes de julio, había alcanzado "el periodo máximo de detención" preventiva.
Añadió que en el caso juzgado se cumplió el lapso máximo del año de la medida de aseguramiento preventiva, pero el acusado ya llevaba dos años, "la disposición habilita para que se descuenten el término que pueda imputarse a la actuación de la parte defendida. Si bien debe decirse que el actuar del acusado y de su apoderado ha sido de estar presente a atender el llamado de la justifica, lo cierto es que en la fase del juicio fue indispensable entender los tiempos más allá de las audiencias programadas, en ara de acatar el pedido defensivo de practicar varios testimonios fuera del país".
Agregó la Corte "en esas condiciones  resulta viable  descontar el lapso excesivo que fue indispensable utilizar para esas diligencias".
Así las cosas, la Corte consideró viable sustituir la medida restrictiva de la libertad que tenía Guerra, por cuanto reiteró que desde el inicio de la indagación  preliminar el acusado ha estado presto a comparecer ante la justicia cuantas veces a sido citado. El proceso contra Guerra continúa, pero ahora se puede defender desde la libertad.
Powered by Sindyk Content
Arriba