Opinión | 12:00 AM, 2021-06-10 | Redacción

Hacen falta muchas vacunas

Por: José Armando Benítez Tuirán
Síguenos en google news

La vacuna será sin duda el mecanismo que nos ayudará a regresar a la normalidad que conocíamos antes del coronavirus, o a la llamada nueva normalidad.

Hay países que por el porcentaje de vacunación aplicada ya llegaron a la anhelada inmunidad de rebaño y han podido levantar las restricciones, principalmente las que tenían el freno puesto a las resentidas economías. La mayoría de los países de la Unión Europea están abriendo sus puertas a los turistas que estén vacunados o tengan una prueba de recuperación del Covid-19 o presenten un test negativo.

Por su parte, España ha sorprendido al mundo al permitir que los turistas del Reino Unido entren libremente, independientemente de su estado de vacunación. El hecho se atribuye a que, teniendo la inmunidad colectiva, esos ciudadanos no representan un riesgo para la salud de los españoles. Otros afirman que es una medida desesperada de un país que necesita reactivar lo más rápido posible y a como dé lugar, el turismo, para poder recuperar puestos de trabajo y lograr bajar los altos niveles de desempleo que ha generado esta crisis económica ocasionada por la pandemia.

Como era de esperarse, los países suramericanos están rezagados en la vacunación con respecto a los llamados países desarrollados. Aun así, más temprano que tarde la inmunidad terminará cobijándonos a todos muy pronto. Y por fin, se restablecerán las dinámicas económicas que son necesarias para que la gente pueda ganarse la vida de manera más fácil.

No obstante, en muchas regiones, principalmente en Bogotá las autoridades están en máxima alerta por el aumento de los contagios y la saturación de las UCI. La alcaldesa ha vuelto a hacer un enérgico señalamiento a quienes siguen convocando marchas en un momento sanitario tan crítico.

Muchos expertos analistas graduados en Facebook y que habitan en regiones donde el virus está más controlado, han emitido desde la comodidad de sus hogares, su implacable punto de vista. La mayoría asevera, que la protesta no puede parar y que el paro debe seguir, independientemente de la evolución de la pandemia.

Hago votos para que Colombia alcance la inmunidad colectiva. Y espero que entre todos podamos recomponer la mal trecha economía nacional. Y sueño, con que ojalá, todos los males de Colombia se pudieran resolver con la aplicación de una simple vacuna.

Pero hacen falta muchas vacunas. Para la intolerancia, la violencia, el poco valor a la vida, la inconciencia, la indisciplina y el ego. Pero, sobre todo, nos hace falta una que nos quite la berraca manía de pretender ser siempre, dueños y absolutos amos de la razón.

Powered by Sindyk Content
Arriba