Sincelejo | 12:00 AM, 2021-09-18 | Sincelejo

La denuncia que terminó en una condena

La investigación de Yeine Lin Hernández comenzó en diciembre de 2016 en la Fiscalía Delegada ante el Tribunal.
Yeine Lin Hernández, fiscal condenada.
Yeine Lin Hernández, fiscal condenada.
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Lo que hace casi cinco años comenzó, según  la  afectada y funcionarios de la Fiscalía, como un chisme de pasillo, y que los medios de comunicación publicaron, hoy termina en una decisión: nueve años de prisión.
Se trata de la investigación, que por el delito de concusión,   que emprendió la Fiscalía Delegada ante el Tribunal Superior de Sincelejo contra la fiscal 17 Seccional de Infancia y Adolescencia de Sucre, Yeine Lin Hernández Arrieta.
Hoy después de ese tiempo el Tribunal encuentra culpable a la funcionaria y en consecuencia la condenó a 117 meses de prisión, es decir, 9 años y 7 meses.

Cómo comenzó la denuncia
A mediados de octubre de 2016 comenzó a rodar en las redes sociales un audio en la que se evidenciaba un presunto escándalo de corrupción que se estaría gestando al interior de la Fiscalía Seccional de Sucre. Posteriormente dicho audio fue puesto en conocimiento de las directivas de ese entonces de la Fiscalía.
El exalcalde de San Benito Abad Manuel Cadrazco Salcedo y hoy repitente alcalde, le puso en ese entonces a disposición de la directora seccional de Fiscalías de Sucre, Carmenza Bustos, dicho audio en el que, según él, se evidenciaría que funcionarias de esa entidad le estarían exigiendo una millonaria suma de dinero para no imputarle cargos sobre un proceso de enriquecimiento ilícito que le lleva el ente penal.
En entrevista con El Meridiano aquella vez,  Cadrazco aseguró que dio a conocer esa situación porque no colmulga con actos de corrupción. Señaló que desde hace dos meses las funcionarias le mandaban razones con personas conocidas que querían hablar con él. "Yo les mandé a decir que me llamaran y así fue. Me llamó una fiscal Yéiner (Yeine) Hernández, que es la interlocutora de la subdirectora de Fiscalías, Farides Sáenz. Me solicitaban una cuantiosa suma de dinero que yo no tengo. Además, me dijeron que si no daba el dinero en un tiempo perentorio no solo me imputaban cargos sino que me metían preso. Le dije a esa fiscal que procedieran e hicieran lo que ellas quisieran, que yo estaba respondiendo por mis procesos", expresó Cadrazco.
Afirmó que la suma que le pedían era de 60 millones de pesos, los cuales no estaba en condiciones de dar.

Agregó que desde que salió de la Alcaldía viene respondiendo procesos en la Fiscalía por denuncias que le han instaurado. Además, dijo que no solo tiene procesos en esa entidad, sino también en la Procuraduría y Contraloría y que ha respondido por ellos sin necesidad de ofrecer dádivas que lo favorezcan. Mandaba razones "La subdirectora de Fiscalías y Yéiner (Yeine) Hernández me mandaban razones que tenía que dar una plata para que no me imputaran cargos. Yéiner (Yeine) se conoce conmigo y por eso es que en la grabación nos tratamos con familiaridad. Era tanta la insistencia que un día les dije con quien me mandaban la razón que ella tenía mi número de celular, que me llamara. Ella me llamó porque era la que estaba haciéndole el mandado a la subdirectora. Le dije a Yéiner (Yeine) que le dijera a esa señora que no tenía esa plata y que si quería que me impute cargos y me ponga preso. Yo no conozco a Farides, sino a Yéiner", acotó el exmandatario.
La denuncia pasó a manos de la Fiscalía Delegada ante el Tribunal que dirigió la investigación hasta solicitar la orden de captura de la fiscal Yeine Lin Hernández Arrieta. La denuncia la instauró Carmenza Bustos.
Dicha captura se hizo efectiva el 18 de noviembre de 2016 y la funcionaria fue llevada a un juez de control de garantías que la aseguró provisionalmente.
Posteriormente el proceso pasó al Tribunal Superior de Sincelejo, por la condición de Hernández. Este la acusó del delito en mención. Tiempo después comenzó la audiencia preparatoria que dio paso al juicio oral y público. Esta etapa duró un cierto tiempo hasta que llegó la audiencia del juicio que terminó el 19 de febrero de 2020 con el anuncio del sentido del fallo: condenatorio.
Desde ese día pasaron un año y siete meses para que el lector conociera los años de condena.

Qué dijo el Tribunal
En la decisión del fallo, el Tribunal señaló, entre otras cosas, que quedó acreditada la antijuricidad  en  Hernández cuando esta lesionó el bien jurídico tutelado de la Administración Pública con su comportamiento, el cual estaba prohibido en la ley penal.
"Resulta diáfano entonces que la conducta desplegada por Hernández Arrieta afectó el adecuado funcionamiento de la Administración de Justicia, pues deshonró la Administración Pública y su buen nombre, máxime cuando ello fue noticia de prensa local, departamental y nacional, siendo que como servidora pública era su deber actuar con transparencia y rectitud", expresó el Tribunal en la parte resolutiva del fallo.
A renglón seguido criticó el Tribunal que Hernández ejecutó la conducta penal sancionada teniendo la capacidad de comprender su ilicitud. Además, que abusando de su cargo de fiscal de infancia y adolescencia, obtuvo la información de los procesos seguidos en contra Manuel Cadrazco y se haya valido de ello para solicitar dinero a cambio de no imputarle cargos, ni solicitarle captura. "Todo esto, utilizando el nombre de las directivas de la Fiscalía de Sucre, para darle credibilidad a sus exigencias económicas".
Sostuvo también el Tribunal que la acusada estaba en plena facultad para comprender las consecuencias penales de su actuar, pues además de ser abogada titulada, ejercía el cargo de fiscal, lo cual hace más reprochable su conducta.  Como servidora pública y funcionaria en lo penal, sabía que no podía, ni debía hacer alguna manifestación, propuesta o solicitud de exigencias dinerarias.
Finalmente indicó el Tribunal que Hernández era consciente de que su proceder era ilegal, y aun así fue al delito, por ello  es de esta manera culpable a título de dolo, "pues actuó con conciencia y voluntad en la realización de la conducta que ahora se le reprocha".
El  defensor de la fiscal Yeine Lin Hernández, Carlos Eduardo Flórez, apeló la decisión del Tribunal. Así las cosas, la última palabra la tendrá  la Corte Suprema de Justicia.
 A la fiscal también le impusieron una multa de 87.45 salarios mínimos legales mensuales vigentes, una inhabilidad para ejercer funciones públicas por 96 meses y le negaron la suspensión provisional de la pena de prisión y la prisión domiciliaria.
Powered by Sindyk Content
Arriba