Judicial | 06:19 PM, 2020-11-20 | Montería

La doble tragedia de un polizón muerto

La familia del fallecido hace una semana creyó que todo estaba bajo control para poder reclamar el cuerpo.
1/2
La doble tragedia de un polizón muerto
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
La falta de reconocimiento pleno o la identidad de un joven colombo-venezolano que pese a que su familia entregó la documentación para adelantar los trámites de reclamación del cadáver, esto es una muestra más de la falta de personal o de contingencia en Medicina Legal para mitigar el dolor de los parientes de los fallecidos de manera violenta.

Ante la cantidad de cadáveres que hasta la tarde del miércoles estuvieron en la dependencia forense, no habían podido hacer el cotejo de los documentos entregados por los familiares de Jesús Manuel Zabaleta Polanco. de 19 años, quien falleció el jueves 12 de noviembre a consecuencia de los traumas sufridos al caer de una tractomula en la que se transportaba de polizón. Trataba de llegar a Montería desde Caucasia, donde vivía con familiares y trabajaba en una carpintería.

El desesperado y peligroso viaje lo hizo porque quería reencontrarse con su mujer, una joven que se había alejado de él por problemas familiares y se radicó en el corregimiento de San Pedro de Arroyo Hondo, Purísima.

Nada de nada

La familia del fallecido hace una semana creyó que todo estaba bajo control para poder reclamar el cuerpo y darle cristiana sepultura, pero la entrega del cadáver se alargó y aún no hay claridad sobre su identidad en Medicina Legal.

“Desde Envigado nos enviaron todo lo que en la Registraduría se adelantó en el trámite de su documento de ciudadanía colombiana. Luego una Fiscaalía en Antioquia avaló ese documento. Entonces ahora le toca a Medicina Legal hacer los cotejos y darle el reconocimiento respectivo para la entrega del cuerpo, pero no lo ha hecho y creemos que es por la misma falta de personal para ello ante la emergencia que se presentó desde hace una semana con tantos cadáveres por estudiar y entregar”, precisó una tía de Zabaleta Polanco.

Sigue la angustia

Para los familiares llegados desde Antioquia, Sucre y de Bolívar, toda esta situación les ha acarreado muchos gastos, ya que les toca a diario pagar hotel y alimentación en Montería porque en la ciudad no tienen a nadie conocido.

Hoy estuvieron tocando las puertas de la Defensoría del Pueblo para que por cuestiones humanitarias intermedie ante Medicina Legal.
Powered by Sindyk Content
Arriba