Opinión | 12:00 AM, 2021-10-22 | Redacción

Lo que Saab sabe

Por: Miguel Mercado Vergara
Síguenos en google news

Con un atuendo anaranjado el mundo ya vio que Alex Saab ha comparecido ante una corte de Miami. No hay que negarlo, su apresamiento, además de las inculpaciones por la variedad de delitos por los que habrá de responder, lavado de activos es uno, el episodio tiene otras dimensiones más profundas que apuntan a establecer si en verdad o no el barranquillero es o ha sido un testaferro de Nicolás Maduro. 

Lo que Saab sabe, es el misterio de este capítulo de la gran novela que apenas comienza a escribirse ahora desde los estrados de la justicia norteamericana y cuyas repercusiones al interior del actual régimen venezolano seguramente lo estremecerán. Es inocultable que en el país norteño le tienen sobradas ganas a Maduro. Si Saab, como algunos auguran, suelta la lengua el terremoto no se sabe hasta donde arrasará porque ese supuesto que Saab sabe tampoco se sabe que malo y comprometedor pueda ser.

Por la misiva que remitió a su esposa se tiene sabido que guardará silencio. Escribió que de su boca no saldrá ninguna salpicadura contra Maduro quien, de inmediato, replicó a los cuatro vientos contra los EE.UU. ripostando que lo cometido contra Saab es un vulgar secuestro cuyo fin es desbaratar la mesa negociadora que estaba servida en México con las huestes opositoras a su gobierno que capitanea Juan Guaidó. 

El cuadro no puede ser más patético. A Maduro los gringos lo tienen cogido por mala parte. Saab es la tenaza utilizada para ir apretándolo cada día más fuerte. Saab sabe que su salvación está en sus propias palabras. Si habla se salva si calla se condena es el gran dilema que ronda alrededor de las cuatro paredes que lo custodian.

Mientras tanto, al interior del hermano país se vive un ambiente electoral agitado pues próximamente cumplirá una cita en las urnas que será una prueba de fuego para la supervivencia de Maduro en el poder.

Te destacamos

Rodrigo Granda, ex-militante de las Farc, dice que no fue capturado en México sino que él se devolvió de dicho país. Todo indica que existe una circular roja internacional que reclama su captura por el secuestro y posterior asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex – presidente del Paraguay Raúl Cubas, en Ñemby, población distante más de 50 kilómetros de Asunción. El rapto se atribuye al denominado "ejercito del pueblo paraguayo" y por entonces se dijo que la cautiva la mantuvieron en Colombia. De ese oscuro episodio se deriva lo ocurrido con Granda.
Powered by Sindyk Content
Arriba