La Montería que debemos conocer | 10:00 AM, 2022-05-01 | Montería

Morindó: empuje, progreso y desarrollo

La vía de acceso cuenta con placa huella en su gran mayoría, lo que permite que los pequeños y medianos productores puedan sacar sus productos al mercado de los municipios y grandes ciudades del país.
Morindó: empuje, progreso y desarrollo
Foto:EL MERIDIANO.
Por: Yeiner Estrada Morelo
Síguenos en google news

Este corregimiento, hoy con miles de campesinos, fue habitada por indígenas en épocas remotas y lleva su nombre en honor al legendario cacique "Morindú". Los antiguos zenúes fueron los primeros en habitar este territorio.

Por otra parte, también encontramos olas migratorias más recientes históricamente procedentes del Bajo Sinú, asimismo esta región también recibió una importante población de afrocolombianos y desplazados procedentes de las costas del país y las zonas más afectadas por el conflicto armado vivido en la segunda mitad del siglo XIX.

Morindó Central, que cuenta con 32 veredas, es considerado una despensa agrícola importante de la región, y las principales actividades por parte de sus habitantes son los cultivos de maíz, plátano, ají, yuca, fríjoles, ñame, ajonjolí, frutales como mango, papaya, corozo, guayaba y guanábana, pues el suelo de la región es muy fértil.

La población celebra cada 1° y 2 de febrero las fiestas patronales en la plaza principal, con fandangos al ritmo de bandas tradicionales que contratan en la región.

A diferencia de la mayoría de corregimientos en el país, Morindó es de los pocos que por fortuna ha tenido avances y desarrollo que permiten que sus habitantes tengan una mejor calidad de vida, pues principalmente tiene un puesto de salud que presta servicios básicos además de  servicios de laboratorio y odontología. Cuenta con institución educativa de primaria y secundaria y en la zona se puede acceder al servicio de internet y telefonía móvil.

La vía de acceso cuenta con placa huella en su gran mayoría, lo que permite que los pequeños y medianos productores puedan sacar sus productos al mercado de los municipios y grandes ciudades del país.

Quienes visitan esta región tendrán la oportunidad de disfrutar de impresionantes paisajes, principalmente desde la quebrada Morindó, la cual nace en el cerro Niagra, zona que fácilmente pueden visitar los turistas. 


Fanor Medina Galeano, 92 años y va por más

No cualquiera llega así de lúcido a los 92 años, algo que celebra y cuenta con orgullo Fanor Esteban Medina Galeano, un campesino de Morindó, quien desde los 10 años se ha dedicado a la agricultura y  demás trabajos en el campo.

En su comunidad lo llaman cariñosamente 'El Negro' Medina,  quien pasó de ser uno de los parranderos del pueblo a un hombre creyente en Dios, quien, manifiesta: "me ha permitido llegar a vivir tantos años y tener aún salud y fuerzas para trabajar la tierra".

Como la mayoría de habitantes de Morindó, ama comer plátano cocido con queso, el plato que todos quieren en la región. 

Orgulloso de ser referente de su comunidad cuando de trabajar se trata, cuenta también que a través de su dedicación levantó a su familia conformada por cuatro hijos, y pese a que enviudó hace varios años, "nada ha sido impedimento para seguir echando pa' lante. Y la verdad es que voy por vivir por lo menos unos 120 años".  

Como la mayoría de personas de su edad tiene muchas anécdotas, entre ellas la que más le cuenta a los jóvenes es lo que sucedió "hace 80 años, cuando hubo un ciclón desde lo más alto de la quebrada Morindó, arrastró casas y animales, pero lo más sorprendente fue una inmensa serpiente que hacía un ruido estremecedor. La fuerte lluvia demoró seis días. Fueron días difíciles". 


Continúa Leyendo

Powered by Sindyk Content
Arriba