Opinión | 12:00 AM, 2021-10-13 | Redacción

Movimientos pedófilos

Por: Bibiana Cabarcas
Síguenos en google news

En Colombia pasan tantos casos de violencia, corrupción y escándalos de todo tipo, que no nos damos cuenta la rueda gigante que amenaza con aplastarnos, rueda ésta que ya viene girando a arrasando a nivel mundial, hablo del movimiento MAP, que significa persona atraída por menores y el MOP, movimiento de orgullo pedófilo.

Miramos con horror casos como el de Yuliana Samboní, Sara Sofía y el de otros menores abusados y asesinados brutalmente, pensando que son casos aislados, ignorando los abusos que se cometen diariamente con nuestros niños y adolescentes en diversos ámbitos incluyendo entornos digitales, familiares y escolares al que están dispuestos a llegar los depredadores sexuales.

Las modas se riegan como pólvora, y lo que antes era impensable o intolerable, hoy por hoy son aceptadas incluso incluidas como derechos en la normatividad, es así como el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto y la eutanasia ya están reglamentadas por nuestras leyes. De igual forma los pedófilos están luchando por sus "derechos" a estar en relaciones con menores de edad, y ya no estamos hablando de relaciones entre adolescentes, si no, entre un adulto cuarentón y un niño de nueve años, es decir, si un menor hipersexualizado, como es caso de lo que vemos en nuestros niños, considera que se siente atraído por un adulto y da su consentimiento para estar con él, la ley se lo debe permitir. Esta es la lucha de estos movimientos, cada vez más visibles en países del norte de Europa, Canadá, México y Estados Unidos; vienen por nuestros niños y no se van a detener hasta lograrlo, ante la mirada aterrada de padres y complaciente de los gobiernos que le hacen venia a la chequera abultada que manejan estos grupos.

Desde su perspectiva quieren que la sociedad acepte que la pedofilia es una orientación sexual, y han creado una bandera con los colores rosados de las niñas, azul que representa a los niños, blanco para significar que su relación no es impura; amarillo que hace referencia a personas en desarrollo. También usan simbología en redes y en su vestimenta; si la atracción es por niñas usan un corazón en espiral y si se sienten atraídos por ambos sexos usan una mariposa. También usan lobos o flores para buscarse e identificarse y compartir e intercambiarse material visual pornográfico con menores.

Como padres es nuestra obligación conocer estos movimientos y estar atentos a lo que ven nuestros hijos en redes sociales y hacerle frente para crear una verdadera protección para los menores; la lucha es grande y sin cuartel, pero, lo más importante es entender que los menores de 14 años no deben tener acceso a redes sociales, como insisten los expertos.


Powered by Sindyk Content
Arriba