Mundo | 02:54 PM, 2021-02-20 | Brasil

Muere de Covid el último guerrero del pueblo indígena Juma

En este sentido, ha detallado que se instaló un solo puesto de control de acceso en la carretera Transamazónica.
Muere de Covid el último guerrero del pueblo indígena Juma
Foto:Cortesía.
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news
Las organizaciones indígenas de la Amazonía brasileña lloran la muerte del último guerrero de los Juma, un pueblo prácticamente exterminado por las matanzas, ataques de animales y enfermedades que ha sufrido a lo largo de las últimas décadas. Y, ahora, la Covid-19 ha acabado con la vida del único hombre que quedaba de los Juma, Amoim Aruká, de 86 años.

El guerrero indígena falleció en un hospital de Porto Velho, capital del amazónico estado de Rondonia, donde estaba hospitalizado desde el pasado 2 de febrero por complicaciones del nuevo coronavirus, según informó la Asociación de Defensa Etnoambiental Kanindé. El cadáver de Aruká será sepultado en Humaitá.

La Coordinación de las Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIB) ha explicado en un comunicado que la reserva de los Juma, donde vivía Aruká con sus hijas, nietos y yernos, era una de las tierras amparadas por las barreras sanitarias de protección a las comunidades indígenas a raíz de la pandemia. Sin embargo, ha criticado que el Gobierno de Bolsonaro no materializara todas las medidas de protección necesarias para evitar que la Covid llegara hasta los Juma.

En este sentido, ha detallado que se instaló un solo puesto de control de acceso en la carretera Transamazónica. “Si el puesto de acceso funcionó o no”, comenta la organización, “ya no importa para Aruká”. Y recuerda que tanto COIB como la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) llevaban meses avisando del riesgo que corría el pueblo indígena al Gobierno de Bolsonaro.

De 15.000 miembros hace medio siglo a sólo 3 miembros en la actualidad 

Las mismas fuentes han explicado que hace cinco décadas los Juma eran 15.000 miembros. Sin embargo, una serie de matanzas a manos de mineros y hacendados invasores, los ataques de animales y enfermedades letales redujeron drásticamente la población a tan solo cuatro personas este año: el guerrero Amoim Aruká y sus tres hijas, las cuales se casaron con miembros del pueblo Uru-Eu-Wau-Wau y por eso sus nietos ya no tienen el linaje puro de los Juma.

Powered by Sindyk Content
Arriba