Opinión | 12:00 AM, 2021-05-04 | Redacción

Protestas y Terrorismo

Por: Rafael Hernández Mestra
Síguenos en google news

El país se encuentra viviendo un momento social, de salud y de orden público muy difícil, a raíz de la pandemia y por culpa de los promotores del paro nacional que ya tras varios días de marchas y protestas se han pasado a hechos vandálicos y actos de terrorismo. 

La movilización comenzó en forma pacífica en gran parte del país, pero el desborde de la violencia en algunas regiones ha dejado un balance de más de 10 personas muertas, muchas capturas y casi un centenar de policías heridos. A esto se suman los saqueos y el incendio de buses en Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla, lo mismo que en Pasto, Manizales y Popayán. 

La insensatez y la indolencia de los organizadores de las marchas ha llegado al extremo de que no han medido las consecuencias de los contagios en pleno tercer pico de la pandemia, que ha sido, hasta ahora, el más agresivo y lo demuestran las cifras de contagiados y muertos diariamente. No es el momento de marchas ni aglomeraciones. Las marchas y protestas son válidas y están amparadas por la Constitución y la Ley pero estas no pueden ser inoportunas, como inoportuna fue la presentación de una reforma tributaria que no tenía apoyo en el Congreso por lo que no se justificaban las marchas en su contra, marchas que de acuerdo a información de inteligencia al gobierno, se encuentran infiltradas por miembros de grupos al margen de la ley, de las disidencias de las Farcs y también del narcotráfico, sobre todo en los episodios ocurridos en Cali y todo el Valle del Cauca. 

Es hora de que quienes lideran la protesta social desautoricen a quienes hacen actos vandálicos y de terrorismo y no se dediquen a criticar al gobierno porque hace uso de los mecanismos que tiene para reestablecer el orden público y la convivencia ciudadana, así como el respeto para con las instituciones, pues no tiene justificación que se ataquen y hieran a policías. 

Acertada la decisión del presidente de seguir haciendo presencia en las ciudades alteradas con el ejército, pues al vándalo hay que tratarlo como vándalo y al terrorista como terrorista y para eso está el Esmad, la Policía, los gases lacrimógenos, las balas de goma y el ejército y eso es imponer autoridad.

Te destacamos

Terminando esta columna el Presidente Duque anuncia el retiro de la Reforma Tributaria. Mal precedente. El ejecutivo no debe gobernar bajo presión de ninguna índole.
Powered by Sindyk Content
Arriba