Mundo | 08:20 AM, 2022-06-02 | Estados Unidos

Siguen las matanzas en Estados Unidos

En los primeros instantes, se desconocía si el sospechoso fue abatido por las autoridades presentes en el lugar de los hechos o si, por el contrario, se disparó a sí mismo. Según Brooks, aunque está por confirmar, las investigaciones apuntan a que el autor del tiroteo se suicidó.
Siguen las matanzas en Estados Unidos
Foto:Archivo privado
Por: Redacción El Meridiano
Síguenos en google news

Solo una semana después del tiroteo que sacudió al mundo donde 19 menores y 2 adultos perdieron la vida, un nuevo hecho de sangre se presenció en el hospital de Tulsa en el cual, un hombre disparó y mató a cuatro personas, además dejó varios más heridos. Al parecer, el autor también ha fallecido, aunque se desconoce si abatido o por suicidio.

El Hospital Saint Francis de la ciudad de Tulsa, en Oklahoma, fue el lugar en el que ayer miércoles 1 de junio, un sospechoso, de raza negra y entre 35 y 40 años, disparó contra todo el que se cruzó en su camino, según informaron las autoridades. "Tenemos cuatro civiles que están muertos y tenemos un tirador que está muerto", declaró Jonathan Brooks, vicedirector de la policía de la localidad.

En los primeros instantes, se desconocía si el sospechoso fue abatido por las autoridades presentes en el lugar de los hechos o si, por el contrario, se disparó a sí mismo. Según Brooks, aunque está por confirmar, las investigaciones apuntan a que el autor del tiroteo se suicidó.

Aunque la policía no ha podido comprobar la teoría apuntada por Jayme Fowler, el sospechoso habría accedido al hospital con un rifle y una pistola y buscaba a un médico del centro. Así lo expresó el concejal del Ayuntamiento en declaraciones a un medio de ese país. 

Tercera matanza en apenas un mes

Por otro lado, Richard Meulenberg, capitán de la policía de Tulsa, aseguró que todo comenzó cuando las autoridades recibieron un aviso por un hombre armado en la segunda planta del campus médico y los primeros agentes se toparon con una escena dantesca: "Se encontraron con que algunas personas habían recibido disparos. Un par de ellas estaban muertas en ese momento".

Varios testigos y políticos, como una diputada de Oklahoma, Melissa Provenzano, elogiaron la rápida y eficaz respuesta de las autoridades policiales, que apenas tardaron cuatro minutos en llegar al lugar desde el aviso a los servicios de emergencias.

Pese a ello, este es el tercer tiroteo masivo en Estados Unidos en apenas un mes. A principios de mayo, un hombre disparó y mató a 10 personas en un supermercado de Buffalo (Nueva York) y, sólo dos semanas más tarde, ocurrió la tragedia de Uvalde (Texas), donde 21 personas murieron a manos de Salvador Ramos.

Powered by Sindyk Content
Arriba