Opinión | 12:00 AM, 2022-01-13 | Montería

Tener una mascota no es un acto de egoísmo

Tener una mascota no es un acto de egoísmo
Foto:Cortesía.
Por: Daniela Pérez Vásquez
Síguenos en google news

En los últimos años, en todo el mundo ha venido en aumento la tendencia de personas que deciden tener mascotas, por lo general perros o gatos, en lugar de niños. Esta preferencia genera muchas controversias tanto a nivel familiar como social, pues se espera que las parejas jóvenes quieran formar una familia (con niños) como lo hicieron sus padres y sus abuelos en su momento. Sin embargo, los tiempos han cambiado, y, actualmente las parejas jóvenes esperan más años para procrear, si es que lo desean. Los métodos anticonceptivos, los estereotipos de género, la carga laboral y académica, y por supuesto la inseguridad económica, son algunas de las variantes que influyen al momento de tomar una decisión tan importante como la de traer un niño al mundo.

Entre los principales críticos de esta tendencia está el Papa Francisco, quien en días pasados se refirió a las personas que deciden tener mascotas antes que hijos, ya sean biológicos o adoptivos, como egoístas, y que decir “no” a la paternidad o a la maternidad nos resta humanidad. Tales declaraciones generaron un amplio debate en redes sociales y medios de comunicación, donde las personas han expresado sus puntos de vista a favor y en contra de lo dicho por el pontífice y de esta preferencia que se ha generalizado ampliamente. No hay discusión en que, si bien traer un niño al mundo puede ser un acto de amor, también implica un gran compromiso, por lo que muchos optan por alcanzar cierta estabilidad mental, laboral y económica antes de tenerlos. En un mundo como el actual, con una emergencia sanitaria casi que permanente, crisis económicas y políticas, desabastecimientos, etc., el decidir tener un perro antes que un niño, no creo que sea un acto egoísta, es más bien un acto de supervivencia y responsabilidad tanto individual como colectiva, lo cual es apoyado por grupos de demógrafos, psicólogos, sociólogos y antropólogos de distintos países, que hacen un llamado a los individuos a tener poca descendencia pues los recursos del planeta se agotan a un ritmo alarmante, y los cambios sociales a lo largo de los años siguen mostrando una tendencia directamente proporcional entre decidir no querer tener hijos, y tener menos que nuestros padres y abuelos y a una edad más tardía.

El sentir de la iglesia católica, representada por el Papa Francisco, de incitar a los individuos a tener hijos y a tildar de egoístas y poco humanos a quienes no quieren tenerlos, pone a esta institución en el ojo del huracán al nuevamente provocar una polémica que al parecer ha traído más comentarios de rechazo que de apoyo.

 

Powered by Sindyk Content
Arriba