Opinión | 12:00 AM, 2021-07-22 | Redacción

Vacúnese lo antes posible

Por: José Armando Benítez Tuirán
Síguenos en google news

En una reunión con unos parientes estuvimos conversando acerca de las vacunas. Cada uno de alguna manera tenía un concepto claro de cuál era la mejor y la más adecuada para cada persona.

Alguno dijo expresamente que no se pondría la Sinovac porque no está reconocida en algunos países europeos y en caso de viajar hacia esas latitudes sería un verdadero problema. Alguien confirmó la afirmación trayendo a colación que al papá de un conocido suyo, no lo habían dejado entrar al viejo continente por tener aplicada la vacuna china. Sin embargo, alguno replicó que todo era un boicot gringo a los chinos y que la vacuna era realmente efectiva.

Alguien dijo que la mejor era la AstraZeneca, porque a los pocos días de aplicada la primera dosis, aparecían en las analíticas los anticuerpos. Otro acotó que lo malo eran los tres meses entre dosis y dosis. Yo expliqué que en España los profesores habían sido inmunizados con esta y que se había paralizado la aplicación de la segunda dosis debido a los trombos asociados a su aplicación.

De la Janssen dijeron que eso de ser mono dosis la hacía menos efectiva y por supuesto se hizo la broma de que servía para mejorar el cabello, por aquello de que es de Jonhson & Jonhson. Alguien dijo que había evidencia de que en algunos casos estaba asociada a la enfermedad de Guillan Barré. Pero todos dijeron preferiría por ser un solo pinchazo.

No se salvó ninguna vacuna. De todas se habló mal, pero bien también. De la Pfizer e incluso de aquellas que aún no han llegado como la Spunik rusa y la Moderna.

En esas, alguien explicó que su niño de cuatro años, decía que a él le habían puesto la Pfizer, cuando lo habían vacunado contra el sarampión.

Entonces alguien preguntó a todos si alguien sabía de qué marca eran las vacunas del sarampión o del polio o del tétano. Ninguno supo responder.

¿Y porque nadie sabe de qué marcas son? Pues, porque nunca ha importado. Ya que siempre confiamos en la ciencia, y en sus profesionales y dejamos que recaiga en ellos el peso de la decisión de escoger cuál es la más adecuada.

Así debería ser con las vacunas contra el Covid. Deberíamos dejar de estar jugando a ser epidemiólogos graduados del Facebook y dejar que quienes han dedicado su vida a esa labor hagan su trabajo. Lo realmente importante es que la gran mayoría de la población pueda acceder a la vacuna y de esa manera alcance la inmunidad.

Por favor, dejemos de perder el tiempo en polémicas que no producen nada y promovamos entre nuestras amistades que la gente se vacune, lo antes posible.


Powered by Sindyk Content
Arriba