Opinión | 12:00 AM, 2022-06-23 | Redacción

Voto de confianza del Antipetrismo

Por: José Armando Benítez Tuirán
Síguenos en google news

Seguramente de aquí en adelante los Antipetristas tomarán dos caminos. El primero es negarle el beneficio de la duda al nuevo gobierno. Intentarán devolverle al mandatario algunas de las acciones que él como oposición llevó a cabo. Seguirán publicando mensajes que vaticinan un desastre, un apocalipsis nacional. Y es válido porque estamos en una democracia y tienen derecho a declararse en oposición. Cada vez que el gobierno ponga en marcha algunos de sus programas, manifestarán su descontento, a través de sus redes e incluso saldrán a las calles.

Sin embargo, todo el país saldría ganando, si el Antipetrismo tomara el otro camino. El de darle un voto de confianza a Gustavo Petro. No porque él cuando fue oposición se lo hubiese dado a los gobiernos que tenía enfrente, sino, porque es lo que corresponde hacer como demócratas. A ojos de muchos, Petro no merece ese margen de confianza, pero no sé trata de Petro, sino de Colombia. No es difícil entender que si le va mal al nuevo presidente, le va mal al país, nos va mal a todos. Menos a los poderosos.

Hay un gran sector del país que votó contra Gustavo Petro, porque no le cree. Pero que no le importaría que el nuevo presidente le hiciera ver con hechos, que estaban equivocados.

Personalmente, creo que, para construir un mejor país, el Antipetrismo no le puede pagar a Petro con la misma moneda del estallido social, las marchas y los bloqueos. Creo que es momento de ser consecuentes con el país, porque lo que está en juego es el futuro de todos.

Claro que ese voto de confianza no puede ser confundido con un cheque en blanco. Hay líneas rojas que el nuevo gobierno no podrá pisar. Básicamente son: la reelección, la expropiación y la asamblea constituyente. Petro deberá gobernar respetando la Constitución del 91, la misma que el M-19 ayudó a redactar.

Se debe confiar en la fortaleza institucional del Estado colombiano. Tenemos una democracia lo suficientemente madura como para no permitir que los principios básicos del Estado de derecho sean vulnerados.

Hay que abandonar el miedo a Petro. Le toca al Antipetrismo valorar con honestidad las medidas que el nuevo mandatario adopte. Y apoyar sin temor, todas las que vayan en pro de mejorar el país.

Invito al Antipetrismo a darle un voto de confianza a Petro. E invito al Petrismo a poner en práctica lo que dijo el nuevo mandatario: intentar ser una sola Colombia, dejar el odio atrás, practicar una política del entendimiento, el diálogo y la comprensión.

Powered by Sindyk Content
Arriba